miércoles 25/5/22
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Concello de A Rúa continua en su lucha por mejorar la seguridad vial en el tramo de la N-536 que discurre a la salida de A Rúa Vella hasta el límite con Vilamartín. Un tramo que usan los peregrinos y también los vecinos y que ha sido criticado desde diferentes entes jacobeos por la inseguridad que alberga para los caminantes.

La solución propuesta desde el concello, y que todavía esta pendiente de revisar con la Asociación del Camiño de Inverno, es una ruta alternativa o un voladizo para realizar un camino peatonal.

El actual alcalde de A Rúa, Luis Fernández Gudiña mantuvo una reunión con la Consellería de Infraestructuras y Vivienda donde se abordó este asunto. "La Consellería esta dispuesta a colaborar con nosotros pero quieren conocer las propuestas del concello", destacó el regidor quien aseguró que están trabajando en tres posibles alternativas."En vez de hacerlo pegado a la vía, estamos pensando en hacer la ruta alternativa por el lado opuesto donde hay unos terraplenes que igual se pueden modificar. Pero todavía tenemos que valorarlo", destacó el regidor.

Cabe recordar que el trazado, actualmente, discurre por un vial cuya titularidad es de la Xunta y además está afectado por Adif, ya que discurre paralelo a la vía del tren. Además, no cuenta con arcén ni espacio libre, por lo que la solución propuesta inicialmente tendría un coste de 400.000 euros, demasiado elevado para las mermadas arcas ruesas.

El concello de Vilamartín es donde finaliza este tramo que, al ser de titularidad municipal, ya fue acondicionado por los trabajadores municipales. Una máquina trabajó en acondicionar 500 metros de paso peatonal, que permitió suplir la falta de aceras. El tramo afectado va desde el puente de San Miguel hasta el tramo de carretera que pertenece a la Xunta, en el límite con el Concello de A Rúa. Los trabajos incluyeron también la dotación de elementos de protección, ya que el camino discurre entre la carretera y la vía del tren.

La variante del Camiño de Inverno en A Rúa tendría un coste de 400.000 euros