lunes 6/12/21

O Bolo, Larouco, Manzaneda o Viana do Bolo continúan sin secretarios municipales y desconocen  cuando lo tendrán

La falta de personal clave como son los secretarios municipales trae de cabeza a varios concellos de la comarca que ven como los expedientes se retrasan, las facturas se acumulan y los controles se debilitan.

El déficit de habilitados nacionales, que es como se denomina a estos funcionarios, no es de ahora. Se viene arrastrando desde hace años porque el Gobierno central, que es el responsable de convocar las plazas, lo hace a cuentagotas y de manera insuficiente para atender la demanda de todos los ayuntamientos de España. De este modo, varios concellos de la comarca se enfrentan, cíclicamente, al bloqueo de su burocracia y de sus gestiones cuando el secretario o el interventor titular causa baja, por enfermedad o jubilación.



Precisamente este ha sido el caso de Manzaneda. Su secretario se jubiló en el mes de febrero y desde entonces la plaza ha quedado vacante y no saben cómo cubrirla ya que no hay bolsa de empleo ni se convocan oposiciones.

El alcalde de Manzaneda, Amable Fernández destaca que han recurrido al secretario que envía la Diputación, “pero no le da tiempo a hacer expedientes”, ha detallado Fernández quien añade que los funcionarios municipales tratan de cubrir este trabajo en la medida que pueden. “Pero hay procedimientos que no pueden hacer, como las compulsas que son muy necesarias”, destaca el primer edil. “Subvenciones, contrataciones, obras…son trámites necesarios”, ha detallado el alcalde.

Situación similar se da en otros concellos como O Bolo, Larouco o Viana do Bolo. Una de las medidas a las que se pueden acoger es proveer las vacantes mediante nombramientos interinos, nombramientos accidentales de funcionarios del propio ayuntamiento, comisiones de servicios o nombramientos por acumulación, un sistema que permite que dos o más consistorios cercanos compartan un habilitado. Esta última solución es por la que intentan luchar Manzaneda y Larouco.

“Estoy yo haciendo algunos expedientes pero el trabajo se acumula y necesitamos una persona que realice todos estos trámites”, ha destacado la alcaldesa de Larouco, Patricia Lamela quien lamenta esta situación que paraliza prácticamente el concello.



En el caso de Manzaneda, el primer edil ha anunciado que tratarán de habilitar a una funcionaria, “para que al menos tenga firma y podemos dar de paso documentos de los vecinos a los que ahora tenemos que mandar a A Pobra de Trives”, explicó.

Una situación similar se dio en A Rúa hasta hace unos meses cuando por fin una secretario ocupó la plaza que hasta entonces ocupaba un funcionario habilitado. Esta medida retrasaba la ejecución de expedientes necesarios para el día a día del concello.

De momento, parece que la situación no va a mejorar y que los ayuntamientos tendrán que seguir ingeniándoselas para poder sacar adelante todo este trabajo de gestión.


La falta de secretarios lastra la gestión en los concellos