viernes 20/5/22

El centro de salud de A Rúa tendrá, por fin, ascensor. Las barreras arquitectónicas se eliminarán de este espacio y los enfermos en silla de ruedas o con dificultades para moverse podrán ser atendidos en las consultas que se les asignen, independientemente de la planta en la que se encuentren.

Serán la Xunta, a través de la Consellería de Sanidade y el concello rués quienes financien, al 50% esta construcción. La noticia la anunciaba, visiblemente satisfecha, la alcaldesa de A Rúa, María González Albert.

Cabe recordar que hace un año, la consellería y el concello firmaban un convenio a través del cual se comprometían a realizar una comisión de seguimiento para poner en marcha la construcción de este ascensor en el plazo de un año. En ese momento, el ayuntamiento realizó una memoria valorada de esta obra que señalaba que la misma tendría un coste de 66.500 euros. A pesar de esta memoria, el concello tratará de rebajar este coste.

Tras solicitar varias reuniones con la consellería sin recibir respuesta, el concello envió la pasada semana un escrito para revisar el convenio y poner en marcha la obra. Finalmente, la consellería se puso en contacto con el concello para comprometerse a financiar el 50% de la obra, el resto lo pondrá el concello. "Es un buen momento porque estamos realizando el presupuesto y lo podemos incluir", señaló la alcaldesa.

Ahora, la Xunta remitirá al concello el convenio que deberá ser aprobado por el pleno municipal. En caso de que no se pueda llevar al ordinario convocarán uno extraordinario.

Mientras, el concello comenzará a realizar el proyecto que será redactado por sus técnicos municipales. Una vez aprobado se adjudicará por el concello y habrá un periodo máximo de ejecución de dos meses. La propuesta inicial es que el ascensor se instale por la fachada trasera del edificio, aunque se analizará si existen posibilidades de hacerlo por dentro, ya que esto abarataría el coste.

El centro de salud de A Rúa tendrá ascensor en este año
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad