domingo 23/1/22

El traslado y analíticas de este vertedero específico le cuesta a las arcas municipales unos 45.000 euros cada año, algo más de la mitad sólo para analíticas

Los servicios relacionados con el medio ambiente tienen un elevado coste para las arcas municipales de A Rúa. Sólo la depuradora y tratamiento de aguas residuales suponen para el Concello una inversión anual de 200.000 euros. También el traslado y análisis de los residuos de Autoneum hasta el depósito específico que cuenta el municipio, ubicado junto a la N-120 y el entorno de As Pedreiras, requieren un elevado desembolso para la institución local, 45.000 euros al año.



La teniente de alcalde en funciones de A Rúa, María González Albert, acaba de dar conocer lo que califica de «unha boa noticia», una salida para rebajar el citado tipo de vertido. En el último mes y medio, apenas se basculó vertido porque Autoneum consiguió una alternativa para sus residuos y los están trasladando a otros lugares para su reutilización en picaderos de caballos.



«Estase a empregar para unha especie de chan, para que pisen os cabalos, que axuda a que os animais non se fagan dano nos cascos, entre outras cousas», matizó María González. De hecho, explicó que en el último mes, se redujo a la mínima expresión el depósito de residuos. Hasta la fecha, se venían vertiendo en torno a unas 18 toneladas cada tres días.

Cartel situado a la entrada del depósito de residuos de Autoneum en A Rúa

Este gran depósito de residuos de «la fábrica», considerado como «no peligroso», que contempla derivados de la fabricación de componentes de automóvil para aislamiento térmico y acústico, abarca 16.500 metros cuadrados. Es una gran balsa impermeabilizada y sellada, dotada de sistemas de decantación que evita cualquier tipo de contaminación.



González Albert señaló que el Concello de A Rúa llevaba cuatro años hablando con la empresa para intentar buscar una salida al tipo de vertido, «que ten pouca porque non é inífugo, é compricado. Tense empregado para os circuitos de carreiras, a fin de amortiguar golpes, pero non é sinxelo reutilizalo», comentó.

El residuo se deposita en una «balsa» perfectamente sellada e impermeabilizada

El residuo es un tejido plástico, una especie de moqueta aislante. Explicó que tiene un plan de seguimiento medioambiental muy estricto,  aplicado exclusivamente para el depósito de vertidos que tiene un coste al año para el Concello de A Rúa de 23.000 euros sólo en analíticas. A esta cifra hay que sumar el traslado de residuos, basculado y la cobertura de capas de material de deshecho, unos 1.200 al mes, que suman aproximadamente 15.000 euros. En total, unos 45.000 euros año. «Antes no se facían esos análisis e supoñían multas para el Concello. Dende hai catro anos se fan de forma moi rigurosa», concluyó.



Así las cosas, la apuesta por el reciclaje para otros usos minimiza así el impacto medioambiental y rebaja el coste del vertido en el municipio.

Autoneum reduce el depósito de residuos en A Rúa y lo destina para reutilizar en...