sábado. 01.10.2022

A pesar de que para la D.O. Valdeorras la campaña 2016-2017 no le permitió crecer más de 1%, el cómputo global de las cinco denominaciones de origen vitivinícolas de Galicia (Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras) comercializaron en esa campaña, un 7,5% más de vino que en la anterior de 2015-2016, según datos de la Consellería de Medio Rural. Así se desprende de un informe elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) sobre las ventas de las diferentes D.O. españolas.

El presidente de la D.O. Valdeorras, Jose Luís García Pando, ha explicado que no es precisamente Valdeorras la D.O. que aporta buenos datos a las cifras totales, porque, según explica, los datos de la pasada campaña «estancaron el crecimiento de ventas debido a una mala cosecha afectada por la enfermedad del mildiu» y la escasa cantidad de uva recogida. Frente a los alrededor de seis millones de kilos que se recogen habitualmente en toda la D.O., ese año, según explica «sólo se recogieron 4.600.000 kilos».

En total, las denominaciones gallegas comercializaron en el último ejercicio casi 430.000 hectolitros frente a los 398.000 de la campaña 2015/2016. La mayor parte de este vino, casi un 82%, tuvo como destino el mercado español. Por tipo de vino: el blanco consigue un 84% del total comercializado por las D.O. de nuestra comunidad y el tinto representa tan sólo el 15%.

La D.O. gallega más exportadora fue Rías Baixas, con un 26% sobre el total del vino comercializado. Le sigue Monterrei, con un 13% de su volumen vendido fuera de España. Ribeiro y Valdeorras comercializaron en el exterior un 9% de su vino y, por último, Ribeira Sacra que vendió fuera un 4% de su producto certificado.

La D.O. Valdeorras mantiene sus ventas a pesar del mildiu y la escasa cosecha