miércoles 19/1/22

Isabel Gavela recomienda “Nunca” de Ken Follet

El titulo de esta novela esconde el deseo del autor de que nunca ocurra lo que en ella nos cuenta. Nunca habla de la inminente amenaza de una tercera guerra mundial
Isabel Gavela recomienda “Nunca”

Nunca es la nueva novela de Ken Follett, un thriller que no tiene nada que ver con sus última novela, como recordaréis “Las tinieblas y el alba”, de la que se dijo que era la precuela de “Los pilares de la Tierra”. El titulo de esta novela esconde el deseo del autor de que nunca ocurra lo que en ella nos cuenta.

Nunca habla de la inminente amenaza de una tercera guerra mundial. La trama se desarrolla en la actualidad y en varios escenarios globales. El corazón de la historia se encuentra en la forma en que se produce una escalada de malas decisiones que, finalmente, desembocan en una guerra. La mayor parte de los líderes nacionales tienen problemas internos, tienen frentes abiertos en sus propios países que afectan a su política nacional. Las decisiones que parecen inteligentesa veces no lo son tanto, y una escalada gradual de violencia lo que hace es generar una reacción cada vez más violenta, haciendo que cada vez haya más países que piensen que están en peligro.

Nunca, más que un thriller, es una historia sobre una crisis global. Comienza en el desierto del Sahara con dos agentes de inteligencia, Tamara,  americana, y Tab, francés, que siguen la pista a un peligroso grupo terrorista que a su  vez trafican con drogas para financiarse. 

Cerca de allí, una joven viuda lucha contra por sobrevivir unida a un grupo que ha pagado su pasaje a una nueva vida. Unos traficantes de personas los dirigen a través del desierto para llegar Europa. Ella encontrará protección en un hombre misterioso que tal vez no sea quien dice ser.

En Pekín, un alto cargo del gobierno con grandes ambiciones para su país, lucha con los halcones del ala dura del Partido Comunista que amenazan con empujar a China y a su aliado militar cercano, Corea del Norte,  a un punto sinretorno. Y seguimos con esa cadena de malas decisiones.

Y en Estados Unidos, la primera mujer presidenta del país se enfrenta a problemas de diversa índole como atentados terroristas, comercio ilegal de armas o campañas de difamación. Hará todo lo que esté en su mano por evitar iniciar una guerra innecesaria. Pero cuando un acto de agresión conduce a otro, los países más poderosos del mundo se ven atrapados en una compleja red de alianzas de las que no pueden escapar. Todos ellos se asomarán, de una forma u otra, al filo del abismo, ¿puede alguien, incluso aquellos con las mejores intenciones detener lo inevitable? ¿Habrá finalmente una tercera guerra mundial?

Ken Follett se ha inspirado en el comienzo de la Primera Guerra Mundial. La contienda, que tuvo lugar entre los años 1914 y 1918, fue una derrota de la diplomacia y un conflicto sin precedentes hasta la época. Nadie, ni siquiera los líderes políticos que la iniciaron, pensaron que duraría más de dos semanas.

El autor trae al presente, a esta época de tensión entre las grandes potencias, la posibilidad de que estalle una Tercera Guerra Mundial. "Creíamos que la Guerra Fría estaba superada pero todos los peligros siguen ahí", declara. "Los grandes países están armados hasta los dientes”.

Como remata el propio autor, si se diese la realidad de una tercera guerra mundial, a corto plazo, todos estaríamos muertos y a largo plazo, también. Al mismo tiempo nos dice que no se va a desvelar hasta el final de la novela que es lo que va a ocurrir, y nos pide a sus lectores que tampoco lo hagamos, así que ya sabéis, en Praxis…

Isabel Gavela recomienda “Nunca” de Ken Follet