miércoles 25/5/22

Nuestro SilFest

Hace tres años se celebraba su primera edición. Las dudas se mezclaban con la inexperiencia, aunque la magnitud del evento, ya entonces, se intuía desde la colocación del primer altavoz. Algo grande se fraguaba pero aún no se podía medir bien hasta dónde podría llegar. Un nervioso Jorge Álvarez se movía de una esquina a otra del recinto, a orillas del Sil, y tras él, toda su familia. Su madre y sus tías, se convertían en las mayores grupis del evento.

Enfundadas en su camiseta del SilFest 2015, repartían panfletos, informaban a la gente y daban apoyo logístico. Al poco llegaban los refuerzos, venidos de Santiago, de Madrid, de Barcelona, ordas de primos y sobrinos todos a una. Hasta la abuela Rita no perdía detalle, una matriarca acostumbrada a este tipo de eventos que un nieto emprendedor y currante se había empeñado en poner en marcha.

Nacía el SilFest de la única forma que nacen los eventos que triunfan, los que merecen la pena. Nacía del esfuerzo de una familia, valdeorresa, orgullosa de su tierra. Nacía con toda la fuerza, superando expectativas, con muchas horas de trabajo, con la ilusión de crear finalmente un tipo de acontecimiento que marcase el ritmo del calendario festivo de la comarca. Y con los miedos, pero también las ganas de superarlos, que provocan tentativas fallidas de aquellos que lo intentaron antes pero las prisas por ser grandes les ganaron la carrera.

Tras una semana en la que nos hemos volcado en la exaltación del vino y la gastronomía valdeorresa, llega otra en la que lo seguiremos haciendo pero esta vez con la fuerza de la música empujando detrás. Llega una semana en la que tendremos la oportunidad de hacer nuestro un evento y llevarlo por bandera como el acontecimiento musical del año en Valdeorras.

Entre todos, tenemos en nuestra mano convertirlo en evento de referencia de la comarca, en reclamo turístico, en cita ineludible a la que no podemos faltar. Es el momento de hacer piña y ofrecer al resto del mundo una opción poderosa para que se acerquen a nuestro rincón de Galicia a disfrutar de lo nuestro. Porque si ha llegado hasta aquí, es porque lo hemos hecho grande, es porque ha venido para quedarse. Y a nosotros nos queda disfrutarlo.

Raquel Cruz

Nuestro SilFest