sábado. 13.04.2024

Nos adentramos en rincones que solo sus moradores conocen, descubrimos la riqueza natural y artística, desvelamos secretos de una tierra y de sus gentes conocemos las aldeas de la comarca de la mano de sus vecinos que compartirán su manera de vida, tradiciones, historia.

En Valdeorras Pueblo a Pueblo nos vamos a San Vicente, un lugar que lleva esperando más de 30 años a que se construya un acceso aunque ello no nos impide caminar por sus calles, desvelar las hermosas vistas, abrazar castaños milenarios o conocer más de sus costumbres y sus gentes. 

Nuestra aventura comienza en la N-120, en dirección a A Rúa. Al llegar al cruce de Arcos, tomamos el camino que nos lleva A Córgomo. Dejamos atrás el barrio de As Garalleiras para luego atravesar Baxeles.

Después de serpentear entre altos pinos, tras una curva vemos nuestro destino, casi lo tocamos con los dedos pero, no podemos seguir avanzando, un corrimiento de tierras se ha llevado la carretera e impide el paso. El desvío alternativo nos conduce hasta el vial que viene de O Mazo.

Para ir a San Vicente podemos tomar este vial en el núcleo de Vilamartín, cerca de las inmediaciones de la iglesia de San Jorge. Subimos por la calle Iryda  que es el punto de comienzo de la afamada Ruta das Covas —se celebra el primer sábado de agosto—. Continuamos dirección a O Mazo cuando nos encontramos de frente con los imponentes muros de hormigón del Pazo de los Caballeros.

Cruzamos el puente sobre el río Leira en dos ocasiones, el último en estado lamentable debido a una a la bolsa de agua acumulada en la cantera de pizarra también fue la que provocó el corrimiento de tierras que dejo al pueblo sin acceso. Llegamos a San Vicente por el barrio de Os Chelos, donde nos reciben sus vecinos,  con los brazos abiertos y con ganas de contar su historia.

 Gracias a Alejandro, Ángela, Josefa, Luisa, José Antonio, Jaime, Clemente, Quinito, Aquilino, Anita Sesito y Abdón

Valdeorras Pueblo a Pueblo - San Vicente (Vilamartín)