domingo 23/1/22

El Plan de Movilidad Sostenible de O Barco está pendiente de la construcción de la carretera de circunvalación, que unirá la N-536 con la N-120 evitando el casco urbano barquense. Esto permitirá eliminar el paso de los camiones por el centro del casco urbano.

La obra podría estar finalizada en cuatro años dado que ya cuenta con el visto bueno del Ministerio de Fomento. Aunque todavía el gobierno central debe comenzar el proyecto de expropiación de los terrenos y consignar los fondos para la obra, presupuestada en 63 millones de euros.

La supresión del paso sobre la vía en la avenida del Bierzo es otro de los temas que impiden poner el marcha el plan de movilidad y que el alcalde espera que sea una realidad en un breve periodo de tiempo.

El Plan de Movilidad Sostenible lo realizará la Agencia de Ecología Urbana del Eixo Atlántico. El objetivo es que entre febrero y marzo se haya “planificado el Barco que queremos en 10 o 20 años”, señaló Alfredo. Es decir estructurar sus políticas de movilidad basándose en unos objetivos generales de mejora de la calidad ambiental, la competitividad, la seguridad según un modelo de ciudad. “Planificaremos por donde van a circular los coches, las bicicletas, donde estarán los aparcamiento… lo regularemos para que sea una ciudad más agradable, porque una ciudad gana en calidad de vida si hay más espacio para los peatones”, destacó García.

Una vez este hecho el citado Plan, el concello tratará de conseguir Fondos Europeos para trabajar en ese sentido. “Si no logramos conseguir fondos, todos los esfuerzos del concello serán para ese objetivo”.

El plan de movilidad de O Barco, pendiente de la circunvalación