domingo 24/10/21

La Xunta deniega a Asfaval las plazas públicas de residencia

Mal comienzo de año para Asfaval, la Asociación de Familiares de Persoas con Discapacidade Intelectual de Valdeorras. La razón, la denegación, por parte de la Xunta, de las plazas públicas de residencia. Una negación motivada por la falta de solvencia técnica y económica de la asociación.

Actualmente, la asociación cuenta con tres tipos de instalaciones para los diferentes usuarios en función de coberturas. Estas son e centro ocupacional, el centro de día y la residencia. En el centro de día disponen de 40 plazas pero tan solo cinco usuarios en la residencia, que es de carácter privado. La falta de recursos económicos y técnicos son las razones que esgrime la Conselleria de Política Social para denegar estas plazas. “Piden lo mismo para siete plazas que para 15”, ha destacado Amelia Blanco, presidenta de Asfaval quien pide una oportunidad, puesto que esta es la segunda vez que se les niegan las plazas.

Respecto a las necesidades, entre las solvencias económicas, exigen más de 43.000 euros de fondos en la residencia, que actualmente cuenta con poco más de 9.000. Asimismo, exigen dos cuidadores nocturnos, un médico, una enfermera, un fisioterapeuta ocupacional y cuidadoras. “Puestos de trabajo que nuestro organismos no puede asumir. No tenemos dinero para pagarlos”, ha detallado.

Estas declaraciones fueron realizadas esta mañana por la presidenta durante la entrega de 2.500 euros de Iberdrola a Asfaval. Una ayuda económica que se suma a otras percibidas por parte de organismos y empresas como Sergal, la ONCE, el concello de O Barco que otorga 7.000 euros que sirven para financiar parte de la calefacción o la Diputación.

La presidenta pidió una mayor inversión, por parte de la administración, en el medio rural. “Somos una comarca muy dispersa y con características que se deben tener en cuenta a la hora de dar subvenciones”, ha destacado. Y puso como ejemplo el Plan de Cooperación, a través del cual la Xunta daba 47.000 euros para contratar un psicólogo, un cuidador y un terapeuta ocupacional. “Fueron pocos días para contratar y aquí no hay gente. Eran contratos de media jornada y nadie de otros puntos viene por ese tipo de contratos”, ha destacado señalando que, finalmente, perdieron la ayuda.

La Xunta deniega a Asfaval las plazas públicas de residencia