martes. 28.06.2022

La Asociación contra el cáncer programa un taller de risoterapia para el 20 de febrero y prepara la cena anual solidaria para el 6 de abril

Reirse es beneficioso para la salud. Ayuda a liberar endorfinas, es un analgésico natural y alivia el estrés. Este es el motivo por el que la Asociación Contra el Cáncer de Ourense ha organizado dos talleres de risoterapia en O Barco. El primero ya se desarrolló el pasado 13 de febrero con buena participación. El siguiente será el próximo miércoles 20 de febrero, a partir de las 11,30 en la Casa da Xuventude, en la calle Academia Dequidt, el mismo edificio donde se ubica la biblioteca.

Gloria Pérez, presidenta de la Asociación contra el Cáncer en Valdeorras, aclara que este taller no sólo está dirigido a personas que sufren la citada enfermedad y sus familiares, sino que es una actividad abierta a todos los vecinos y vecinas que quieran participar. «La risa es saludable.  Se trata de olvidar los problemas cotidianos, eliminar tensión. Y con este taller se consigue». Anima a sumarse a la sesión de la risoterapia.  Esta terapia consistirá en practicar unos sencillos ejercicios y «juegos» que liberan la risa, todo ello guiado por un experto.



La presidenta de la Asociación contra el Cáncer de Valdeorras también da a conocer que ya se está preparando la cena anual de este colectivo. Será el próximo 6 de abril. «Invitamos a colaborar a todo el mundo. Además de ser una cena solidaria es una oportunidad para pasar un rato muy agradable. Habrá sorteo de regalos», avanza.

Gloria Pérez lleva 14 años al frente de la asociación y afirma que Valdeorras es solidaria. «Se vuelca. La gente es maravillosa. Si no fuera por la colaboración de muchas personas, no funcionaría», valora satisfecha.

El colectivo es un pilar para las personas que sufren la enfermedad. «Estamos para ayudar, tanto a los enfermos como a los familiares. Cuando se diagnostica un cáncer se pasan muy malos momentos y la asociación es fundamental para brindar este apoyo».



Recuerda que hay una trabajadora social todos los jueves, por la mañana,  en el Hospital Comarcal para atender a las personas que padecen la enfermedad y ayudar a resolver los problemas emocionales y psicológicos que genera la patología.

Finalmente, Gloria Pérez ensalza la tarea que están prestando voluntarios en el Hospital de Día para los tratamientos de quimioterapia. «Hay dos voluntarias acompañando a los enfermos. Es un trabajo que desarrollan desinteresadamente» e invita a la población a seguir sumando en la asociación.

Gloria Pérez: «La risa es saludable, ayuda a olvidar los problemas cotidianos»