lunes 25/10/21

«El brote está descontrolado. Creo que no se ha actuado de forma correcta»

Las familias del CEIP Condesa de Fenosa muestran su preocupación ante el aumento de positivos del centro y no creen que el transporte escolar sea el motivo. Se realizarán más pruebas a alumnos y convivientes
somoscomarca_autobus_condesadefenosa_brote_gente_niños_colegio_obarco_2021-09-24
«El brote está descontrolado. Creo que no se ha actuado de forma correcta»

De los 42 casos activos que este viernes, 24 de septiembre, se notifican desde el Concello de O Barco, 23 pertenecen a menores de 15 años. Un brote que mayoritariamente afecta al CEIP Condesa de Fenosa de O Barco, donde al menos 3 aulas de Infantil y Primaria están ya cerradas. 

La situación está creando «desconcierto e incertidumbre» entre las familias, como explica Bety López, presidenta del ANPA del centro. «La información no llega a la familia. La gente está rebotada». Cuenta que muchos padres y madres se enteraron del cribado realizado a los niños del transporte a través de los medios.

Unas pruebas realizadas ayer porque se considera que este podría ser el origen del brote. «Los positivos están en clases diferenciadas y en el centro, no se mezclan porque están en grupos burbuja. Los contagios vienen de otros lugares», defiende Xoaquín Fernández, jefe de estudios.

Una teoría con la que los padres no están del todo conformes. «Podríamos creerlo si todos los positivos fueran de la misma línea, pero no es así. También hay niños afectados de otros centros escolares», confiesa Bety. Es por ello que consideran que hay algún foco sin localizar dentro del centro.

Ahora, durante la jornada del viernes y sábado, el Sergas continuará realizando pruebas a escolares y convivientes. «Está descontrolado. Creo que no se ha actuado de forma correcta. Si tardas 4 días en notificar los positivos a los contactos directos, los niños se han movido mucho. Están jugando con la salud de los niños y sus familiares».

Desde el colegio aseguran que «es un entorno seguro. Hay casos en los que se nota el contagio familiar o entre amigos que tuvieron relación fuera del centro. Es una bola imparable», sentencia el jefe de estudios. 

«El brote está descontrolado. Creo que no se ha actuado de forma correcta»