martes. 28.06.2022

Las peticiones de ayuda para pagar el alquiler incrementan en Caritas O Barco

Desde que comenzó la crisis sanitaria y, derivada de la misma, la económica; Caritas O Barco ha visto como aumenta la petición de ayudas para emergencia social; es decir para afrontar el pago del alquiler o las facturas de la luz. “Sobre todo las ayudas para el pago de alquiler han incrementado mucho nuestro capítulo de gastos. En O Barco el alquiler tiene un precio medio de más de 300 euros. Si una familia ingresa, tan solo, 500 euros, no puede hacer frente a este pago”, ha explicado Isabel Álvarez, trabajadora social de Caritas O Barco.

Este incremento en la petición de ayudas se ha visto reflejado en el dispendio de la entidad que se incrementó, durante 2020, un 54% respecto al gasto en 2019. Así, el pasado año la entidad valdeorresa tuvo un montante de gastos de 5 670 euros frente a los 3 089 de 2019.



Cabe destacar que no se incrementó el número de familias o transeúntes a los que ayudo la organización. “Han cambiado las familias, porque muchas se han ido pero la cifra es similar”, ha explicado Julio Mourelo, director de Caritas O Barco. En este sentido, han informado de que, durante el año 2020, 161 familias fueron beneficiarias de las ayudas de Caritas, así como 46 transeúntes. Además, de las ayudas para emergencia social (alquiler, luz y agua) las peticiones fueron, en su mayoría, para comida. “Además, las demanda de trabajadores se ha visto muy reducida lo que incrementa las necesidades”, ha detallado Álvarez.

En este sentido, la entidad ha entregado, durante los últimos seis meses, una media de 23 vales mensuales para compras de productos perecederos. “Hemos entregado unos 200”, explica Álvarez. Una ayuda que se suma a la entrega y el reparto de alimentos no perecederos que hacen desde el banco de alimentos de Caritas. Los vales son un recurso que se ha puesto en marcha por primera vez en la historia de Cáritas diocesana de Astorga.

“Seguimos necesitando la colaboración ciudadana porque solo recibimos la ayuda del concello que es sobre los gastos del año anterior y ayudamos a personas de todos los concellos”, ha explicado Mourelo quien ha recordado que, además de donaciones necesitan también socios colaboradores y voluntarios que quieran trabajar, de manera desinteresada, en las diferentes acciones puestas en marcha desde Caritas. “Nosotros damos ayuda inmediata. Muchas de las personas a las que ayudamos son derivadas de los Servicios Sociales porque en su caso, la ayuda necesita un trámite que a veces demora la misma”, concluye Mourelo.


Caritas O Barco incrementa la cuantía de ayudas en un 54% durante el último año