sábado 4/12/21

En la comarca la cifra de parados ha ido aumentando mes a mes, al igual que en el resto de la provincia

No sorprende a nadie que la cifra del paro haya aumentado en diciembre respecto al mes de enero de 2020. Y es que la crisis sanitaria, y posteriormente económica de la COVID, el cierre de locales hosteleros, las restricciones y el propio miedo han provocado que los ingresos de los negocios flaqueen y las cifras de parados suban.

Si en el mes de enero de 2020, cuando la pandemia solo existía en el cine la cifra de demandantes de empleo en la comarca de Valdeorras era de 1.550 personas, en el mes de diciembre, la comarca cerraba con 1753 personas que no tienen trabajo, 36 más que en el mes anterior.



El sector servicios es el más afectado, y no es de extrañar ya que la hostelería ha sido uno de los sectores con mas restricciones, (aunque otros como las agencias de viajes también se han llevado la peor parte). El concello de O Barco de Valdeorras es un ejemplo de lo que ocurre en toda la comarca. Las cifras del Servicio Público de Empleo, SEPE destacan que en la villa 914 personas no tienen trabajo. De ellas, 623 son mujeres. Además 587 demandantes de empleo (hombres y mujeres) pertenecen al sector servicios, 168 a industria, 66 no tenían empleo anterior, 47 eran de construcción y 46 de agricultura.

En la provincia, Ourense concluyó el año con 21.218 demandantes de empleo en los registros públicos, 154 más que el mes anterior (0,73%). El ejercicio, en relación a 2019, certificó la pérdida de 2.859 puestos de trabajo (15,57 %).

Por su parte, el número de desempleados registrados en Galicia en oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) durante 2020 aumentó un 14,69%, de forma que el total se elevó hasta 189.587, lo que supone 24.279 más que al cierre de 2019, según datos del Ministerio de Trabajo.


Valdeorras cerró diciembre con 200 parados más que en enero