viernes 3/12/21

El sector vitícola de Valdeorras cada vez es más fuerte y sus empresarios siguen trabajando para intentar innovar en sus productos y servicios.

Este es el ejemplo de la Adega A Coroa y Bodegas Godeval. La primera ha anunciado la realización de una gira promocional por la Costa Este norteamericana, en la que se visitaron ocho ciudades de cinco estados y a través de la cual se refleja la buena salud y prestigio del que goza la variedad godello en este mercado.

Según palabras del propio responsable del departamento comercial de la bodega valdeorresa,  “ el viaje se puede calificar como muy positivo, ya que hemos presentado la variedad godello de nuestros vinos A Coroa y 200 Cestos a quienes no los conocía y se ha logrado un notable incremento de ventas durante la visita”.

Además de reforzar la presencia en la carta de vinos de destacados centros de restauración con propuestas muy españolas, en esta visita se ha acercado la variedad a restaurantes de cocina norteamericana donde, en palabras del propio director comercial, “los vinos han destacado por sus texturas y sabores”.

Adega A Coroa comercializa sus vinos en Estados Unidos desde 2010, mercado donde se ha hecho acreedor de notables menciones como: Mejor Godello para Estados Unidos por “The New York Times” (cata a ciegas - agosto 2012- ); Mención especial en The Boston Globe (mayo 2014); Mención especial en San Francisco Examiner (mayo 2014); o la más reciente selección de A Coroa Élite como uno de los tres godello recomendados por The New York Times ( jul 2017).

Nueva etiqueta en Godeval

Por su parte, desde Godeval anuncian que esta semana se está distribuyendo en el mercado la nueva añada de que además viene con cambio de imagen de la marca insignia de la bodega valdeorresa. “La añada 2017 ha sido el momento de dar un cambio de cara a la botella dejando atrás la etiqueta dorada y torcida para sustituirla por una más envolvente y blanca. El dibujo de la etiqueta es una plumilla de la antigua bodega, en la que se elaboraron sus primeros vinos a mediados de los años 80 y hasta el 2009. En ese momento cambiaron a la nueva bodega que sigue siendo “un mirador al valle y al lugar donde empezamos” tal y como relata su gerente, Araceli Fernández.Por ello la nueva imagen es un nuevo homenaje a los orígenes de los vinos que elaboran con la variedad godello.

Por otra parte, desde la bodega destacan que el 2017 se convertirá en uno de los años a recordar como una añada un tanto especial, debido a las condiciones especiales del año meteorológico que llevó a recoger la uva con casi un mes de adelanto, en pleno mes de agosto. Un inicio muy temprano que no se recordaba en los 31 años de historia de esta bodega. A pesar de todos los factores adversos, la uva estaba muy sana y madura en el momento de su recogida. Finalizada la vendimia, la fermentación se prolongó durante unos 30 días para conseguir la máxima expresión aromática de la variedad godello. Esta añada ya la está definiendo como un vino cálido, limpio y aromático.

El sector del vino valdeorrés continúa innovando