lunes. 15.08.2022

El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Ourense organizó, en O Barco, una reunión con los colegiados de Valdeorras, Viana y Trives para recoger la situación actual en la zona y así, dar comienzo al ciclo 2017-2021. Estos encuentros tienen por objetivo desplazar el organismo colegial a distintos puntos de la provincia. "Cuando entramos como nueva directiva decidimos acercar las reuniones a las diferentes localidades de los socios para facilitar la comunicación y conocer las realidades de cada zona", aseguró Luis Álvarez, vocal de la directiva y procedente de Valdeorras,

En ella se trataron asuntos como el estudio de los precios de referencia de la construcción, seguridad y calidad de las obras, tramitación de licencias y se analizó la relación de los aparejadores con clientes y administraciones locales a fin de mejorar los servicios que estos ofrecen a la sociedad.

Álvarez señaló que entre las quejas presentadas se hallaba la falta de unidad en la administración pública a la hora de solicitar documentación para las obras. “En unos ayuntamientos piden una documentación y en el de al lado otro diferente”, destacó Álvarez.

En el encuentro otro de los puntos a tratar fue el estado de la profesión en Valdeorras. “Los más veteranos conocieron mejores tiempos pero ahora parece que comienza a repuntar. Aunque se hacen más informes o direcciones de obras”, destacó el arquitecto técnico.

Los aparejadores piden unidad de criterios a las administraciones públicas