domingo 23/1/22

En Farmacia y Ortopedia Petín estuvieron en primera línea desde el comienzo de la pandemia. En la parte farmacéutica, se adaptaron y enviaban a domicilio los medicamentos

Los farmacéuticos son uno de esos sectores que han estado al pie del cañón durante todo el Estado de Alarma, facilitando los servicios a quienes más lo necesitaba. Este ha sido el caso de la Farmacia y Ortopedia Petín. «Al principio fue duro por la incertidumbre», explica Javier Casiano Rodicio. Durante varias semanas conseguir material era una tarea complicada, sobre todo mascarillas, gel hidroalcohólico y guantes. «Intentábamos hacer todo lo que marcaba el Gobierno, pero no poder conseguir suministros nos hizo estar un poco desesperados. No había forma, los precios eran muy altos».



A esto se unía el miedo por estar en primera línea y es que como explica Rodicio, los vecinos se acercaba a las farmacias para preguntar dudas sobre el virus, como por ejemplo, los síntomas. «No tuvimos mucha ayuda, nos buscamos la vida como pudimos. Estábamos con una mascarilla dos semanas y ahora dicen que duran 4 horas».

Las ventas no disminuyeron a nivel de farmacia, aunque sí hubo que adaptarlas. Dado que la población estaba confinada, eran los miembros de Protección Civil quienes se encargaban de hacer llegar a sus hogares la medicación.



Donde sí se notó el descenso de ventas fue en la parte de ortopedia. «La bajada fue del 95%, porque estamos dedicados a las ayudas técnicas y de movilidad». Con la nueva normalidad también han regresado los clientes, aunque eso sí, dado que el contacto es cercano es necesario pedir cita previa.


Javier Casiano Rodicio en la parte de Ortopedia

Desde Farmacia y Ortopedia Petín destacan el cumplimiento de las normas de los vecinos y vecinas «que vienen siempre desde el respeto. Se nota que están más animados».

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

Javier Rodicio: «La bajada de ventas en la ortopedia fue del 95%»