martes. 04.10.2022

Medalla de Oro y Plata en Alemania y segundo premio en

Francia, el Bioca Godello 2019 lleva el sabor de Valdeorras a toda Europa

«Vino joven, afrutado. Con buenos aromas y buena acidez», así describe Celestino Naveira el Bioca Godello 2019, un vino que no deja de cultivar premios. Entre otros ya ha recibido la medalla de oro en Mundus Vini, “el certamen más prestigioso en Alemania”, tal y como recuerda Naveira. También medalla de plata en otro certamen alemán, Berline Wine Trophy y en el concurso de la Asociación de Enólogos Franceses.

Celestino y Teresa gerentes de Bodegas Teresa Núñez en la Feira do Viño de Valdeorras en 2019


¿Y qué esconde este vino para ser merecedor de tantos reconocimientos?  Pues la esencia de Valdeorras. Un vino elaborado 100% con uva Godello; de color limón, estilo floral muy acusado, con jazmín y azahar. Buen nivel de acidez, intenso en el medio paladar, capas de complejidad y un final largo.

La mencía es otra de las variedades que cosecha Bodega Mª Teresa Núñez

No es la primera vez que este vino recibe numerosos premios. Celestino siempre destaca, como secreto del éxito, el terroir y la variedad. La uva Godello se ubica en ladera, con orientación al este y un sol que le da todo el día, especialmente por la tarde. Prueba de eso, es que esta bodega y esta zona es en la que más pronto madura la uva en toda la Denominación de Origen Valdeorras.

Situación actual

Actualmente, las bodegas y el sector del vino no están pasando por su mejor momento. El cierre de la hostelería ha hecho caer drásticamente los pedidos y las ventas. “Estamos en vacas flacas. Mantenemos la venta solo en El Corte Ingles, en el Gadis y algún particular que nos pide por Internet”, destaca Celestino.

Celetino Naveira «Tino» en la vendimia de 2017 en Barxela

Las bodegas María Teresa Núñez Vega, a la que pertenece el vino Bioca inciden en que su mercado se reparte entre Galicia, País Vasco, Andalucía y Asturias; una venta que ahora se ha cancelado y desconocen cuándo se retomará.  A pesar de esta situación, desde los certámenes extranjeros no dejan de llegar reconocimientos que revalidan la calidad del producto que están elaborando.

Historia de la bodega

Cabe recordar que esta empresa, María Teresa Núñez Vega, se ubica en Petín desde el año 1954, cuando el padre de María Teresa construyó la bodega y plantó los viñedos. Tras más de 40 años de actividad, la falta de relevo generacional llevó al abandono de la bodega.



Cuando María Teresa y su marido Celestino, se jubilaron en Madrid decidieron volver a las raíces de ella e instalarse en la zona y retomaron la producción de la bodega, en el año 2000. En ese momento apostaron por la uva valdeorresa por excelencia, godello para los vinos blancos y mencia para los tintos; aunque, actualmente también cuentan con Garnacha tintorera. Sin duda una apuesta valiente que les ha llevado a recibir un gran número de galardones.


Bioca Godello 2019, un vino de premio