viernes 3/12/21

André Faria es entrenador personal con servicio individualizado y destinado a fomentar la actividad física

André Faria llegó a O Barco en 2010 para participar en los Campus de Tecnificación del Real Club Celta de Vigo que se hicieron en el Estadio Municipal de Calabagueiros, el destino le tenía preparado un futuro muy vinculado a la comarca, ya que no se ha vuelto a ir.

El vigués es licenciado en CAFYD y cuenta con un Máster en Entrenamiento Personal, trabajando desde la década pasada en la zona como monitor e instructor deportivo, decidiendo hace 3 años dar un paso más en su carrera al crear su propia empresa.

En ella decidió ofrecer un servicio novedoso que es el entrenamiento personal y además realizándolo a domicilio, algo que tuvo mucha demanda permitiéndole ampliar su negocio para contar en la actualidad con su propio centro en el Vivero de Empresas de O Barco.

La labor fundamental de Faria es buscar los objetivos adecuados para la gente y así prevenir lesiones o el desánimo a la hora de hacer deporte, por ello en la primera consulta buscan un punto de partida para esa persona, una meta y el camino más corto para llegar a ella «en los gimnasios uno a veces quiere estar como el de la colchoneta de al lado, no dan y terminan en una lesión» afirmó.

Así mismo destaca que la mayoría de la gente que recurre a él son casos difíciles, porque es raro que un deportista popular se acerque para entrenar «suelen venir de sitios donde no se han sentido cómodos».

Pandemia

La llegada del COVID-19 supuso un fuerte revés diario para André Faria, ya que prácticamente todos los días tenía que revisar el Diario Oficial de Galicia con cambios de normas constantes, pasando de no poder entrenar a la vez a un mismo matrimonio, al estado actual, en la que se permiten grupos de 5 personas más monitor «ha sido un año muy difícil, hemos ido adaptándonos».

Para él la parte positiva de la pandemia se basa en que la población se ha dado cuenta de la importancia de incluir el deporte en el día a día «han visto que es bueno, que te va a proteger, hay pacientes post-covid que necesitan el deporte».

De cara al futuro espera que los centros deportivos tengan en cuenta los efectos del Coronavirus a la hora de juntar a 20, 30 personas dentro de una misma clase, siguiendo la línea que realiza el propio Faria.

Si desea escuchar todo lo que nos contó André Faria, entrenador personal, puede hacerlo en el siguiente enlace:

André Faria: «La gente se dió cuenta de la importancia del deporte»