lunes. 03.10.2022
Tipos de energías renovables y por qué son importantes
Tipos de energías renovables y por qué son importantes

A medida que aumenta la población mundial, también lo hace la demanda de energía para alimentar nuestros hogares, empresas y comunidades. Por este motivo, la innovación y la expansión de las fuentes de energía renovables son fundamentales para mantener un nivel de energía sostenible y proteger nuestro planeta del cambio climático.

Hoy en día, las fuentes de energía renovable representan el 26% de la electricidad mundial, pero según la Agencia Internacional de la Energía (AIE) se espera que su cuota llegue al 30% en 2024. 

Y es que, las ventajas de utilizar energía renovable en un entorno doméstico son convincentes, ya que una vez pagados los costes de la instalación de un sistema de energía renovable, se puede depender menos de la red nacional y reducir las facturas de electricidad. Pero, ¿sabemos qué tipos de energías renovables existen y en qué nos pueden beneficiar? Vamos a repasar sus tipos a continuación.

¿Qué es una fuente de energía renovable?

Una fuente de energía renovable es una energía sostenible, es decir, algo que no se puede agotar o que no tiene fin, como el sol. Cuando se oye el término "energía alternativa", suele referirse también a las fuentes de energía renovables. Se trata de fuentes de energía alternativas a las fuentes no sostenibles más utilizadas, como el carbón.

Las fuentes de energía renovable más populares actualmente son:

  • La energía solar
  • La energía eólica
  • La energía hidráulica
  • La energía mareomotriz
  • La energía geotérmica
  • Energía de la biomasa

La energía solar

La luz solar es uno de los recursos energéticos más abundantes y disponibles de nuestro planeta. La cantidad de energía solar que llega a la superficie terrestre en una hora es superior a las necesidades energéticas totales del planeta para todo un año. Aunque parece una fuente de energía renovable perfecta, la cantidad de energía solar que podemos utilizar varía según la hora del día y la estación del año además del tipo de placa y sus componentes y diodos instalados, así como la ubicación geográfica. Su uso es cada vez más popular no solo a nivel empresarial, sino en los consumidores particulares.

La energía eólica

El viento es una fuente abundante de energía limpia. Los parques eólicos son una imagen cada vez más familiar en nuestro país, donde la energía eólica contribuye cada vez más a la red nacional. Para aprovechar la electricidad del viento, se utilizan turbinas que accionan generadores que alimentan la red eléctrica nacional. Aunque existen sistemas de generación domésticos o "sin conexión a la red", no todas las propiedades son adecuadas para una turbina eólica doméstica. 

La energía hidráulica

Como recurso energético renovable, la energía hidráulica es una de las más desarrolladas comercialmente. Mediante la construcción de una presa o barrera, se puede utilizar un gran embalse para crear un flujo controlado de agua que impulse una turbina, generando electricidad. Esta fuente de energía puede ser a menudo más fiable que la solar o la eólica (sobre todo si es mareomotriz y no fluvial) y también permite almacenar electricidad para utilizarla cuando la demanda alcance un pico. Al igual que la energía eólica, en determinadas situaciones la hidroeléctrica puede ser más viable como fuente de energía comercial (dependiendo del tipo y en comparación con otras fuentes de energía), pero dependiendo mucho del tipo de propiedad, puede utilizarse para la generación doméstica, "sin conexión a la red". 

La energía mareomotriz

Se trata de otra forma de energía hidráulica que utiliza las corrientes de marea dos veces al día para accionar los generadores de las turbinas. Aunque el flujo de las mareas, a diferencia de otras fuentes de energía hidráulica, no es constante, es muy predecible y puede compensar los periodos en los que la corriente de la marea es baja. 

Energía geotérmica

Al aprovechar el calor natural que se encuentra bajo la superficie de la tierra, la energía geotérmica puede utilizarse para calentar directamente los hogares o para generar electricidad. Aunque aprovecha una energía que está directamente bajo nuestros pies, la energía geotérmica tiene una importancia insignificante en nuestro país, en comparación con países como Islandia, donde el calor geotérmico está mucho más disponible.

Energía de la biomasa

Se trata de la conversión de combustible sólido procedente de materiales vegetales en electricidad. Aunque fundamentalmente la biomasa consiste en quemar materiales orgánicos para producir electricidad, hoy en día es un proceso mucho más limpio y eficiente energéticamente. Al convertir los residuos agrícolas, industriales y domésticos en combustible sólido, líquido y gaseoso, la biomasa genera energía con un coste económico y medioambiental mucho menor.

En el futuro, se espera que el número de fuentes de energía renovable siga aumentando a medida que se incremente la demanda de energía. Esto hará que baje el precio de las energías renovables, lo que es bueno para el planeta y para nuestros bolsillos.

Tipos de energías renovables y por qué son importantes