viernes. 09.12.2022

Tras meses de trabajo para reparar el talud que se desprendió en el mes de noviembre, se han retirado los semáforos que regulaban la circulación

El pasado mes de noviembre de 2019 un desprendimiento en la N-120 a su paso por Velle provocaba cortes de tráfico que obligaban a los conductores a desviarse durante varias semanas. Poco después, eran unos semáforos los que regulaban la circulación. Más concretamente, el suceso se produjo en el punto kilométrico 563, en su margen izquierdo.

Ahora, la Subdelegación del Gobierno de Ourense ha informado de la reapertura al tráfico bidireccional tras finalizar los trabajos de estabilización del talud. Estas actuaciones fueron realizadas por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. «Así, poderase circular con normalidade en ambos sentidos, unha vez retirados os semáforos que regulaban en condicións de seguridade a circulación», explican desde la entidad.



El subdelegado del Gobierno, Emilio González, recordó que desde el pasado 8 de noviembre de 2019, «se realizaron traballos de limpeza, saneo e estabilización do noiro de forma continua». El área estabilizada supone una superficie de 1 hectárea. Las obras consistieron en la retirada de material inestable, así como la estabilización del propio talud mediante la ejecución de redes de cables y mallas ancladas al terreno, hormigón proyectado, muros de escollera y la colocación de pantallas de protección para desprendimiento eventuales.

En los próximos días se darán por finalizada la reparación definitiva del firme en este lugar.

Restablecida la circulación en doble sentido por la N-120 en Velle