jueves. 23.05.2024

Hablamos con Óscar Blanco, astrónomo que nos comenta lo que se podrá ver en el cielo valdeorrés este fin de semana

El astrónomo Óscar Blanco ha estado en Radio Valdeorras-Onda Cero para contarnos lo que podrán ver los valdeorreses este fin de semana en el cielo.

Y es que la llegada de un anticiclón permitirá tener los cielos completamente despejados en nuestra comarca: «Va tornando un poco entre lo típico del invierno y lo del verano. Estamos en primavera e incluso comienza a apetecer estar viendo el cielo un rato».

En los cielos estos días se puede observar la luna en una fase de cuarto creciente con mucha luz por lo que resta parte de la visión del firmamento.

Según termina el atardecer, si los valdeorreses miran hacia el noroeste, podrán ver un punto luminoso que aguanta 3 horas desde el final del día, este punto es el planeta Venus. A estas alturas del año tiene un brillo elevado, y pese a que es habitual verlo ahora se ve mucho mejor llamando la atención más que el resto de plantas. Esto es debido a que el planeta está cubierto permanentemente por nubes sulfurosas que reflejan la luz hacia el espacio, llegando ese resplandor hasta nuestro planeta.

Aunque como afirmó Óscar Blanco los protagonistas llegan pasada la madrugada, horas antes del amanecer. En el sureste toma protagonismo una pareja formada por Júpiter y Saturno: «Están muy juntos y ese par de luces van a llamar la atención durante varios meses».

El planeta Marte es el siguiente en aparecer en nuestro horizonte, recordando que el cielo se mueve en la esfera celeste, algo que Blanco hace una reflexión en nombre de los fotógrafos ya que en ese momento aparece uno de los fenómenos más bonitos para ser fotografiado que no es otro que la Vía Láctea: «Es un manto de luz que en sitios oscuros como los que hay en la comarca de Valdeorras se puede ver muy bien a partir de la media noche».

Los que residen en sitios urbanos como O Barco se ven perjudicados por luces ciudad o coches que contaminan los cielos: «A poco que nos alejemos del núcleo urbano, y entiendo que la mayor parte de los ayuntamientos están apagando luces que son innecesarias y hay menos tráfico rodado que también contaminan con sus luces, eso unido a que hay menos aviones y la atmósfera está más limpia y se va ganando visibilidad».

También le quisimos preguntar por el famoso asteroide -bautizado como 1998 OR2- que iba a pasar cerca de la tierra el pasado 29 de abril. Si bien el astrónomo afirmó que pasó cerca, recalcó que en este caso es estableciendo una escala espacial: «Cuando digo cerca, vamos a pensar en la escala del sistema solar. Este asteroide en el momento que más cerca estuvo fue a 6 millones de kilómetros de distancia, eso son unas 15 veces más lejos de lo que está la luna. En caso de que hubiese chocado hubiera sido un cataclismo global pero ni es el caso ni lo será en el futuro».

Destacando Blanco las diferencias que existen entre meteoritos y asteroides: «Un meteorito es un objeto que choca en la tierra que viene de fuera, un objeto que vemos cruzando el cielo como una estrella fugaz es un bólido o meteoro, y un asteroide es un cuerpo que si chocase en la tierra se convertiría en un meteorito, pero este último no lo ha hecho por lo tanto no se le puede llamar así».

El astrónomo afirmó que todos los años se descubren asteroides que pueden chocar en la tierra: «Es cuestión de tiempo, que choque uno grande es menos probable porque los tenemos más controlados y en teoría están descubiertos, pero no todos. Si descubrimos uno que va a impactar con la tierra y no tenemos margen de maniobra pues lo podemos tener muy complicado. Puede pasar dentro de 10, 100, 1000 o 10000 años, no está previsto que ahora venga ninguno y sabríamos como poder evitarlo, solo necesitaríamos tiempo de maniobra».

Foto: Óscar Blanco.

¿Qué puedo ver esta noche en el cielo?