lunes. 26.09.2022

A sus cinco años todavía no sabe lo que es tener una familia

Miko nació en noviembre de 2015 en la calle y desde entonces vive en la protectora Peludines Callejeros de Valdeorras junto a tres de sus hermanos. A sus 5 años todavía no sabe lo que es tener una familia a la que dar amor, aunque los mimos por parte de los voluntarios no le faltan.


Es de tamaño mediano y pesa alrededor de 25 kilogramos. Miko es muy sociable con otros perros, aunque algo más desconfiado con las personas, algo común en perros que, por desgracia, nacen en la calle. Pero, nada que el amor de una familia no solucione dándole confianza y seguridad.


Si alguien está interesado en su adopción, puede ponerse en contacto con la protectora a través de su facebook. Estos perros están vacunados, esterilizados, desparasitados y con chip. «A partir de ahí se mira el hogar, se firma un contrato de adopción y listo».

Miko busca una familia a la que dar todo su cariño