domingo 23/1/22

Piden a las autoridades que valoren todas las medidas que están tomando para poder abrir sus negocios

Este 13 de octubre se celebra el Día Mundial de la Hostelería, una jornada de celebración pero marcada por las restricciones que viven estos negocios a causa del Coronavirus.

Resignación es la premisa principal entre los hosteleros consultados, afirmando en todos los casos, que desde el gremio toman todas las medidas obligatorias y en algunos casos más de las necesarias, llegando a abroncar a los clientes que no se toman en serio las restricciones, algo que afirman «no es nuestra labor».



Así mismo ponen el foco de los contagios en las reuniones privadas, lejos del ámbito de su sector como principal fuente del problema.

Encina Villar, gerente de La Maltería, negocio que ha vuelto a «bajar la persiana» por considerar que no es el momento idóneo para estar abiertos. «Parece que está mal visto nuestro sector, que somos el origen de todo lo malo, deben plantearse medidas más drásticas, que realmente aborden lo que está pasando, que es una epidemia, no un sector» afirmó.

Así mismo comentó la falta de ayudas por parte de las autoridades, dentro de un sector que dinamiza toda la localidad. «Fomenta nuestro pueblo, que es por lo que tenemos que luchar» destacó Villar.

Imagen de archivo de Encina y Diego responsables de La Maltería

Nuria Blanco de Casa Ignacio, afirmó a su vez que todos deben poner su grano de arena tras meses de ardua labor para mantener todas las medidas impuestas para poder trabajar. «La hostelería está yendo a pique, pero también el comercio. Algunos establecimientos se buscaron la vida durante la pandemia, pero la situación no está para echar foguetes, si no que mete miedo y lo tenemos que atajar entre todos. El problema es que achacan los contagios a la hostelería» concluyó.

Nuria Blanco, de Casa Ignacio, concluye que es el momento de ayudarse los unos a los otros para terminar con el virus

Joaquín Lado de Restaurante San Mauro pone cifras a las restricciones que hay en O Barco, como dato principal están las 0 cenas que se sirvieron el pasado viernes y que reflejan fielmente la situación de la hostelería en la localidad. «Los del Comité Clínico tenían que estar aquí para ver lo que se cuece y tomar medidas en serio».

Joaquín Lado, gerente de Restaurante San Mauro, destaca el comportamiento de la clientela durante estos días

A su vez en los establecimientos consultados alaban la actitud de sus clientes a la hora de respetar las normas, deseando que pronto la situación regrese a la normalidad y se levanten unas normas que ven incoherentes al destacar que en el resto de la comarca las reuniones de no convivientes están permitidas y los barquenses van a esos municipios. «Si eres del Barco, quédate aquí. Ahora no disfrutas porque estás pendiente de si cumplen las medidas. Si se quiere atajar este bicho o todos o ninguno» afirmó Nuria Blanco.

Si desea escuchar lo que nos contaron los hosteleros barquenses puede hacerlo en el siguiente enlace:

Los hosteleros celebran su día ahogados por las restricciones