lunes. 26.09.2022
Terras de Trives

Conociendo Os Sequeiros

“No duro inverno de 1952 chegaba a Galicia unha estraña parella. El era Alan Lomax, un home de arredor de 37 anos, ela Jeanette Bell, a súa axudante, el estadounidense, ela inglesa. Levaban xa desde o mes de xuño percorrendo a Península ibérica armados cuns estraños e voluminosos aparellos electrónicos. Vixiados constantemente pola Garda civil enfrontábanse a malos camiños, hospedábanse en aldeas sen electricidade e sen auga e sufrían o frío. A súa intención non era espiar o réxime franquista. Viñan recoller cancións”. Así daba comienzo el primer sendeiro nocturno teatralizado que los trabajadores del Concello de A Pobra de A Pobra de Trives pusieron en marcha en este verano. Recorriendo la ruta de los Sequeiros, y a través de diferentes personajes, los asistentes conocieron la realidad de quienes habitaban estas zonas en los años 50.

Más allá de Peña Folenche, los habitantes residían dos o tres meses los “Sequeiros”. En esa época recogían las castañas, las cribaban y las secaban en estas construcciones. Éstas poseían un piso inferior en el que se encendía el fuego, una parte superior en la que se colocaban las castañas para se secarán ahumándolas. El suelo del piso superior estaba hecho de tablas lisas por arriba y en forma de cuña por debajo para favorecer el paso del aire caliente del humo.

Alan Lomax y su mujer conocieron, en el día de ayer, estos Sequeiros de la mano de dos vecinas del lugar. Además de coplas, instrumentos y aperos de la zona que se utilizaban en el recorrido. Continuando el mismo, los asistentes y personajes también conocieron a la Guardia Civil, la leyenda-historia del saca-untos, al afilador y otros personajes que forman parte de la zona.

El afilador creo huella en Lomax. El estadounidense editó el álbum sonoro de Galicia, con el sonido del afilador. Grabación que llegó a oídos del músico, Miles Davis, inspirándole “The pan piper”, un tema de jazz enigmático y exótico que conserva el fondo de hipnótica e insistente llamada.

Estos fueron algunos de los hechos que durante dos horas hicieron llegar los trabajadores, en un gran trabajo, al público. Voluntarios que no hicieron echar de menos a un grupo profesional y en el que, de una manera innovadora, dieron a conocer los secretos de esta tierra de Trives.

Comentarios
Conociendo Os Sequeiros