jueves 21/10/21
Petín

Caminos de Petín

El verano puede ser una época propicia para recorrer los diversos caminos que, antes de las carreteras, unían concellos, aldeas, ermitas y ciudades. Petín se ha propuesto redescubrir dichas rutas y ha llevado a cabo el arreglo de dos, ¿quieres conocerlas?

"¿Qué han hecho los romanos por nosotros?, se preguntaban en la famosa película La vida de Brian. Los caminos de Valdeorras, y en concreto en Petín, se podrían dar numerosas respuestas, como los canales de agua, pero la que estructura toda la comarca de la Vía Nova.

Panel informativo sobre la Vía Nova en Petín

La nombrada por Antonino como la Vía XVIII romana fue construida durante el imperio de Vespasiano y su hijo Tito, a finales del siglo I con el fin de unir las ciudades de Brácara Augusta, actual Braga en Portugal, con Asturica Augusta (Astorga, en León).

Moras en el camino de la Vía Nova

El oro de las Medulas paseó por este recorrido —una de las primeras carreteras del interior de Galicia— y también millones de personas han llevado la historia por el devenir del tiempo en esta calzada que ahora el concello de Petín ha recuperado en su tramo para que propios y extraños puedan conocer esta vía empedrada a través de los millones de pasos que se han dado en Valdeorras.  

Indicador de distancias en la Vía Nova, en Sampayo

En total, la Vía Nova son unos 315 kilómetros de calzada romana que se inauguró en el año 79 antes de Cristo por Caio Calpetano Rantio Quirinal Valerio Festo, según consta en una piedra militar. Algunos de estos kilómetros, a su paso por Petín, son perfectos para completar una ruta de senderismo gracias al trabajo realizado por el concello para su puesta a punto.

Vista del embalse de San Martiño desde Petín

La Vía Nova llega al municipio de Petín por la localidad de San Paio (viniendo desde Correxais). Pasando por las inmediaciones de la torre del equilibrio, respiradero de un túnel que atraviesa la montaña, para verter en las aguas del río Xares en la estación hidroeléctrica de Santiago, en el río Sil.

Casa Grande de los Mancebo en Outeiro

El caminante continuará pasando por debajo de la aldea de Outeiro donde se conserva “La Casa Grande” de la familia de los Mancebo, y cerca de la Iglesia de Santa María, coronada por un gran castro prerromano, para llegar a nuestro destino, la plaza mayor de Petín. Antes merece la pena parar en el camino y contemplar la inmensidad del valle del Sil.

Iglesia de Santa María visible desde uno de los caminos, el de la Vía Nova

Sin duda, uno de los puntos centrales de la Vía XVIII dentro del citado concello, es el puente de A Cigarrosa que, aunque en gran parte es de factura medieval conserva los fundamentos del antiguo puente romano.  Es una de las partes visibles de la calzada y desde él, las vistas sobre el río Sil son un lugar central de la atención. Si se esta en silencio, tal vez pueda escuchar a las mujeres petinesas que hace 200 años impidieron el paso de las tropas francesas en plena Guerra de la Independencia.

Portomourisco, la senda fluvial del Xares

Conocer Valdeorras es pasearla y caminarla. Un hecho que se hace latente en Petín dado que una de las mayores riquezas del municipio es precisamente su diversidad en flora y fauna.

Empedrado para caminar siguiendo el Xares

Por eso el concello no solo ha tratado de poner en valor la Vía Nova sino también otros caminos estratégicos como puede ser la ruta del río Xares, que parte desde Portomourisco. El pasado año, el Ayuntamiento invirtió un total de 19.998 euros más IVA, de la Consellería de Medio Ambiente, para señalizar esta ruta, dentro del ZEC del Macizo Central.

Puente medieval y capilla donde se encuentra la Virgen de las Ermitas

La ruta discurre bordeando el Xares, una zona de gran belleza y segura dado que en las partes donde fue necesario, se instaló una barandilla. El río y la laurisilva acompañarán al caminante en esta visita para conocer el pasado de la comarca y el punto de inicio de una estupenda caminata, elegida entre todos los caminos que ofrece Petín. Además, es posible conocer las distintas especies, tanto animales como vegetales, que podrán encontrar en la ruta gracias a los carteles informativos colocados a lo largo de la misma.

El sendero transita por debajo del puente de la antigua carretera dirección Viana do Bolo hasta el puente medieval que da acceso a la capilla que custodia a la Virxe das Ermitas.

Ruta del agua

Para los amantes del senderismo que busquen una ruta más larga pueden inclinarse por la Ruta del Agua, desde Portomourisco en Petín hasta O Seixo en O Bolo. Una ruta circular de cerca de 20 kilómetros y que permite circular por un canal romano, otra de las herencias que dejaron en Valdeorras.

Resto de canal en el camino de la Ruta del Agua

Dicho canal llevaba el agua desde el río Xares hasta la población de Vilanuide (Quiroga), donde existía una mina de oro. Hoy en día la estructura no ha caído en desuso ya que se emplea para llevar el agua del río Xares a Portomourisco. El canal es transitable aunque a lo largo del recorrido cuenta con algunos pasos o tramos dificultosos en los que se debe circular con precaución.

Vestigios del canal romano por donde pasa el camino

Además de los miradores que ofrecen vistas fascinantes de diferentes puntos de la comarca, como A Ponte una de las peculiaridades de esta ruta son las grandes rocas que decoran todo el camino y que es necesario pasar por precaución, así como dos túneles romanos. El primero de ellos está horadado sobre dos grandes rocas que cierran el paso del sendero pero que, al no ser de gran profundidad, se puede pasar. El segundo no es necesario transitarlo para continuar por el camino aunque seguro que los más intrépidos gustan de aventurarse en su interior.

Tres estupendas alternativas para conocer los secretos del corazón petinés a través de sus caminos.


Comentarios
Caminos de Petín