jueves. 06.10.2022
O Barco

Los barquenses regresaron a la feria «con prudencia y miedo»

La afluencia de gente fue aumentando con el paso de las horas, aún así, fue menor que en otras ocasiones

Este sábado los barquenses pudieron volver a pasear y comprar en los diferentes puestos instalados en la feria mensual que se celebra en Viloira. Pese al buen tiempo, prácticamente primaveral, que invitaba a acudir al recinto, tanto compradores como vendedores notaron una bajada importante de afluencia.

«La gente tiene miedo»

Desde la gerencia de Casa Ignacio, detallaron que la bajada de asistentes viene derivada del miedo que tiene la gente ante los posibles contagios por la COVID, y también a los efectos de la crisis económica asociada a la pandemia.

Pese a todo se muestran satisfechos por volver a tener el mercado mensual tras un mes de ausencia, donde estuvieron cerrados debido a las restricciones.

Desde Casa Ignacio explicaron que la bajada de gente al mercado tiene que ver fundamentalmente con el miedo

«Como la feria de Reyes no hay ninguna»

Las comparaciones con la última feria, la del Día de Reyes, es evidente entre los comerciantes. Esto se debe a que la situación en los últimos meses ha variado, pero reconociendo a su vez que como el primer mercado del año no hay ninguno a pesar de que en 2021 hizo un día desapacible.

Los pulpeiros notaron la bajada de afluencia a la feria, destacando que el miedo es un factor crucial para no acudir

«Hay menos afluencia»

La falta de gente fue otro de los puntos destacados entre los comerciantes, explicando desde la Panadería Fernando Valín que la tercera ola hizo daño a pesar de que la feria se celebra en un recinto abierto.

Desde la Panadería Fernando Valín comentaron que verían lógico la falta de gente si fuera en un lugar cerrado

«Nosotras no podemos vivir sin la feria»

Entre la clientela, mucho agrado por volver a disfrutar y poder realizar compras en el mercado tras 1 mes de ausencia. Reconociendo que le es complicado vivir sin la feria.

A su vez destacaron la tranquilidad de una jornada apacible para ir a comprar en un día donde faltaron numerosos puestos, debido en parte a la celebración del mercado en Ponferrada, como explicaron estas barquenses.

Tras varios meses sin acudir, estas barquenses decidieron volver a la feria, explicando que no conciben un día 6 sin ella

«La gente tiene miedo, no podemos volver atrás»

Entre los asistentes a la feria estaba una trabajadora del HPV, que detalló la evidencia del miedo de los compradores, explicando que es bueno que la gente le tenga respeto al virus ya que la situación en el centro valdeorrés es buena, pero puede cambiar en poco tiempo.

Comentarios
Los barquenses regresaron a la feria «con prudencia y miedo»