martes 7/12/21

Los actos de la festividad de María Magdalena se redujeron a una misa a la que acudieron unos 50 fieles

Los efectos de la pandemia de la covid-19 siguen haciendo estragos. Junto a las posibles consecuencias de los afectados por la enfermedad, la quinta ola del virus provocó la cancelación de casi todos los actos de la festividad de María Magdalena, patrona del barrio de A Rodeleira en Vilamartín de Valdeorras.

Este año no hubo ni charanga ni procesión. En el 2020 la buena incidencia de los casos activos permitió que los actos litúrgicos y festivos si se pudieran llevar a cabo, siempre bajo unas medidas de seguridad para evitar contagios.

Los 15 casos activos que mantiene el municipio a día de hoy redujeron los actos a la celebración de una misa a la que acudieron unos 50 fieles.

Foto: Protección Civil de Vilamartín.

Vilamartín celebró la festividad de María Magdalena de forma íntima