lunes. 27.06.2022

Lourdes García, la primera mujer en trabajar en la mina "A Fraguiña": «Todos somos iguales»

Amante de la minería, Lourdes ha demostrado que querer es poder. Durante dos semanas ha realizado sus prácticas en la mina subterránea de Cafersa. «No tiene nada que ver que seas hombre o mujer. Solo hay que querer y tener ganas e interés»

Lourdes García lleva la minería en la sangre. Nació rodeada de las excavaciones de Río Tinto —Huelva— y siempre ha tenido claro que quería seguir los pasos de su familia. En su casa, prácticamente todos son mineros, por lo que no ha dudado en dejarlo todo para formarse en El Bierzo.

“Excavación subterránea con explosivos” es el nombre de la titulación que ha cursado en la Fundación Santa Bárbara —Folgoso de la Ribera— y que le ha llevado a ser la primera mujer que trabaja en la mina interior de pizarra “A Fraguiña”, en Riodolas, una de las más grandes. Allí llegó para realizar su periodo de prácticas de la mano de Cafersa, algo que otras empresas de la zona, como ella misma cuenta, «rechazaron».

somoscomarca_cafersa_mina_lourdesgarcia_minera_2022 (9)
Antes de entrar a la mina con uno de sus compañeros de promoción de Fundación Santa Bárbara

Y es que, por desgracia, todavía son muchos los que piensan que la minería es un mundo de hombres, algo con lo que Lourdes no está de acuerdo. «A día de hoy se necesita que haya más mujeres en la mina. En la formación éramos 3 y hemos aprendido todos por igual». Lo mismo ha ocurrido a la hora de poner los conocimientos en práctica y entrar en A Fraguiña. «Me han tratado como una más».

somoscomarca_cafersa_mina_lourdesgarcia_minera_2022 (8)
Lourdes con Llera, el jefe de turno de A Fraguiña, a cargo del cual ha estado

En las palabras de Lourdes puede verse la pasión que tiene por su trabajo. Cuenta con emoción qué es lo que ellos realizan en el interior. «Hemos perforado y metido pernos, entrado en las cámaras grandes, hecho sostenimientos y trabajado con el jumbo. También voladuras». Todo ello para crear las galerías de avance que dan acceso a las cámaras de extracción.

Hay una frase que se repite de forma contantes en su testimonio: «Es muy bonito». No es la única. En todo momento Lourdes quiere transmitir que no hay diferencias entre hombres y mujeres, un mensaje más que necesario. Ella es la primera mujer en entrar a trabajar en esta mina, y aunque su tierra le llama, no descartaría quedarse. «Para mí es alucinante. Es muy diferente a las que tenemos en Andalucía. Está siendo una gran experiencia personal».

Cuando entramos a la mina Lourdes nos recibe montada en el Jumbo de perforación, una máquina de grandes dimensiones en la que «se siente una hormiguita». No es para menos. Está diseñado para realizar la perforación de agujeros donde después se ubican los pernos que mantienen las paredes. «Son máquinas muy especiales y las tienes que conocer muy bien».

Bajo tierra el trabajo es duro, pero como mantiene Lourdes desde el principio, «no tiene nada que ver que seas hombre o mujer. Solo hay que querer y tener ganas e interés».

Por ello, antes de despedirnos, Lourdes envía un mensaje claro a todas las mujeres que en algún momento hayan podido plantearse dedicarse a la minería: «Que se animen. Somos una más. Si ellos pueden, nosotras también. Con lo que tienes que contar es con las ganas y que te guste, ante todo. Da igual que seas hombre o mujer, todos podemos entrar en la mina».

Desde Cafersa, el director facultativo de la mina, Eduardo Álvarez, destaca que este hecho histórico «es una experiencia para ella y los trabajadores» y ejemplo más claro de que hay que valorar «la actitud de una persona y sus conocimientos, sin que su género sea motivo de discusión».

Lourdes ha realizado sus prácticas en el sector de minería más técnica en donde se realizan las galerías de avance y las cámaras donde se extrae el “rachón”. «Hay que apoyar a la gente que esté interesada en la mina». Y es que la extracción «siempre ha sido un mundo de hombres, pero hay que decirles a todos que una persona ha de tener en cuenta sus aptitudes para un trabajo, la entrega y el conocimiento. Tienes que valer para lo que te gusta».

Cafersa no solo será una empresa pionera por la incorporación de Lourdes durante el periodo de prácticas, y es en que en los próximos meses también una mujer comenzará a ejercer como labradora, otro hecho histórico en la comarca de Valdeorras.

Lourdes García, la primera mujer en trabajar en la mina "A Fraguiña": «Todos somos...