lunes 29/11/21

Quiroga ayuda a los autónomos y pymes que cerraron por las medidas sanitarias

Las subvenciones serán de 2 000 euros. Además, el concello ha adquirido un nuevo solar para ampliar el espacio en el centro de la villa.

somoscomarca_quiroga_Calle Real-Calle Lago
Quiroga ayuda a los autónomos y pymes que cerraron por las medidas sanitarias

El concello de Quiroga ha puesto en marcha una ayuda económica a través de la cual los autónomos y pequeñas empresas locales que cerraron su negocio con motivo de las medidas sanitarias adoptadas por la Xunta de Galicia, debido a la pandemia, recibirán 2 000 euros. Así lo anunció el alcalde de Quiroga, Julio Alvarez en el pleno que tuvo lugar el pasado viernes.

Esta ayuda económica forma parte del I Plan de Ayudas del Ayuntamiento de Quiroga para autónomos y empresarios que se vieron obligados a cerrar sus negocios y empresas afectadas por la crisis del Covid-19. La primera parte de este plan, según recordó el alcalde local, fue la exención del pago de la factura de agua y basura del primer trimestre de 2021 a aquellos establecimientos que tuvieran que cerrar por medidas sanitarias.

La segunda parte de este plan municipal, la parte económica, son los 2 000 € que recibirá cada establecimiento. El Ayuntamiento de Quiroga ha firmado un convenio con la Vicepresidencia Primera y la Consejería de Presidencia, Justicia y Turismo de la Xunta de Galicia para colaborar económicamente con estos industriales a través del importe del Fondo de Cooperación Local que le corresponde al Ayuntamiento.

Calle Real y calle Lago

En otro orden de cosas, el concello de Quiroga sigue trabajando en ampliar el espacio libre que tiene en el cruce de Calle Real con Calle Lago. Este espacio se incrementará en 46 m2 tras la adquisición de un terreno que estaba a la vuelta de la esquina. Para llevar a cabo esta compra se aprobó, en el citado pleno, el presupuesto.

La Administración Local comenzó a trabajar en esta zona en 2020, cuando adquirió una parcela abandonada de 191 m2 con un edificio en ruinas. Con una aportación económica del Ministerio de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda dentro del plan HURBE, se puso en marcha la intención de contribuir a que el casco urbano sea más "útil y bonito".

Meses después, a esta parcela se le unió otra con un edificio que contenía un archivo en ruinas y del cual los propietarios no se hicieron cargo. Pasados ​​más de dos años y ante la negativa de los dueños de llevar a cabo la demolición o dejar actuar al ayuntamiento, hubo que aplicar la normativa subsidiaria. Una vez cumplidos todos los trámites administrativos, incluida la publicación en boletines oficiales, finalmente fue el juzgado el que autorizó al ayuntamiento a ingresar a esta propiedad privada.

Ahora esta nueva tierra se une a este espacio vacío y acondicionado. Ya dotado de bancos y árboles, se complementa con un gran mural que se está pintando en una de las fachadas y que representa a un peregrino en el Camino de Inverno, una ruta jacobea que pasa justo en frente de esta tierra.

Quiroga ayuda a los autónomos y pymes que cerraron por las medidas sanitarias