lunes. 15.08.2022

Castillo de Os Novais en Quiroga: un regreso al medievo entre naturaleza y senderismo

La fortaleza, que solo conserva los restos de sus dos edificios principales, es muy visitada por los peregrinos que eligen el Camino de Invierno, que transcurre a escasos metros de la N-120
IMG_8315
Castillo de Os Novais en Quiroga: un regreso al medievo entre naturaleza y senderismo

Quien circule por la Nacional 120 a su paso por Quiroga se fijará, casi inevitablemente, en los restos de una antigua fortificación que corona un montículo. Se trata del castillo de Os Novais, popularmente conocido como Torrenovaes, que se construyó entre los siglos X y XII. En la actualidad se encuentra bastante deteriorado, aunque conserva la estructura de sus dos principales edificios. A los atractivos del complejo se suma el paso del Camino de Invierno a escasos metros e interesantes rutas de senderismo.

somoscomarca_quiroga_castillo_osnovais_2022_04_16 (1)
Castillo de Os Novais visto desde la N-120 a su paso por As Medas do Castillo

Fueron los Caballeros Hospitalarios de la orden religioso-militar de San Juan de Jerusalén los que levantaron el castillo en un lugar estratégico, no solo por su altura, que permite divisar con claridad el entorno, sino por estar situado al lado del río Sil y muy cerca de una ruta que unía Galicia con la meseta.

Castillo de Os Novais, en Quiroga
Castillo de Os Novais, en Quiroga

Según varios documentos, los miembros de la orden se establecieron en la comarca durante el siglo XII y sus objetivos eran defender la fe y garantizar la paz. Así que la torre tenía funciones religiosas y servía además como archivo de la Encomienda de Quiroga, que era la más importante de cuantas propiedades tenía la orden en Galicia.

Torreón en ruinas del Castillo de Os Novais
Torreón en ruinas del Castillo de Os Novais

Del castillo, hoy en día solo quedan los restos de las dos construcciones principales, que permiten hacerse una idea de lo que en su día fue un complejo con mucha vida y el centro de acción de la congregación. Se trata de un torreón cuadrangular situado en la parte más alta y las paredes del conocido como Pazo da Encomenda, sobre cuya entrada aún se puede ver la Cruz de Malta, símbolo de esta orden religiosa. Se puede acceder al interior de ambos y desde el primero disfrutar de una bonita vista del lecho del Sil a través de una pequeña ventana.

Interior del torreón de Os Novais, al que se puede acceder
Interior del torreón de Os Novais, al que se puede acceder

 

Camino de Invierno

Este es lugar de paso para los peregrinos que realizan la etapa entre Valdeorras y Quiroga del Camino de Invierno. Después de dejar atrás Montefurado, Bendilló y O Soldón, los caminantes llegan al pueblo de Os Novais y realizan una pequeña subida por un camino de tierra hasta el punto donde se encuentra el castillo, que está rodeado de varias casas, algunas habitadas en la actualidad, y de una capilla.

Camino entre el pueblo de Os Novais y el castillo, a lo alto
Camino entre el pueblo de Os Novais y el castillo, a lo alto

Después, el recorrido de esta ruta jacobea continúa por un sendero de tierra y de cantos. Un tramo de bajada y una larga ascensión llevan al peregrino hasta Caspedro, donde contempla la viña de más de 20 hectáreas dispuestas en bancales que acaba de plantar la bodega local Casa de Outeiro, antes de cruzar el puente de Villaverde y adentrarse en Quiroga.

Vista del río Sil desde el Castillo de Os Novais
Vista del río Sil desde el Castillo de Os Novais

 

En el trayecto desde el castillo a Caspedro, además de disfrutar de muy buenas vistas del castillo, los peregrinos cruzan un puente, pequeño pero de una altura considerable, construido con pizarra silúrica de la zona. Según publicó el Geoparque Montañas do Courel, existe documentación que indica que por este lugar habrían pasado las tropas de Napoleón durante su retirada.

Puente de piedra entre el Castillo de Os Novais y Caspedro
Puente de piedra entre el Castillo de Os Novais y Caspedro

Realizar este tramo a la inversa puede ser un buen plan si lo que queremos es visitar los restos de la fortificación y dar un agradable paseo rodeados de naturaleza para el que, eso sí, necesitaremos calzado cómodo. Otra opción para visitar el complejo puede ser ir en coche hasta la parte de abajo a través de una pista que se toma en una de las salidas de la N-120 hacia el polígono industrial de Quiroga. Se llega a una zona señalizada con paneles en la que no debería haber problema para aparcar y se inicia una subida con bastante pendiente hasta el castillo.

Peregrinos por la calzada romana del Camiño de Inverno también llamada Calzada Real

 

Quien quiera recorrer un tramo más amplio puede decantarse por la Ruta da Encomenda, de algo menos de siete quilómetros y una duración estimada de una hora y 40 minutos, en la que también se visitan las iglesias de O Hospital y de A Ermida.

Camiño de Inverno y Quiroga al fondo

 

Leyenda

Al castillo de Os Novais le acompaña una leyenda que pasa de generación en generación. Según se puede leer en uno de los paneles turísticos al lado de la edificación, la tradición cuenta que la hija del señor de Os Novais, “unha rapaza loura de insuperable beleza”, mantenía relaciones amorosas con un joven “de baixa condición social” que vivía al otro lado del río Sil.

Pazo da Encomenda, uno de los dos edificios del complejo
Pazo da Encomenda, uno de los dos edificios del complejo

Los dos enamorados se encontraban cada noche bajo el río, en un pasadizo que unía ambas orillas. Sin embargo, cuando el señor del castillo se entera de la relación de los jóvenes, manda a sus criados tapiar el túnel cuando estos se encontrasen dentro. Desde entonces, y siempre según la leyenda, se escuchan los gritos de ambos por la noche.

somoscomarca_quiroga_castillo_novais_camiñoinverno_nocturna_2022
Vista nocturna del Castillo de Os Novais desde la N-120 
somoscomarca_quiroga_castillo_osnovais_2022_04_16 (2)
La misma vista, en este caso de día

Castillo de Os Novais en Quiroga: un regreso al medievo entre naturaleza y senderismo