martes 24/5/22

Los escolares del Colegio de Educación Primaria Julio Gurriarán no dudan en su carta a los Reyes Magos. Ellos quieren un pabellón deportivo que cuente con calefacción, vestuarios, baños y luz y que permita que los más pequeños no tengan que desplazarse al pabellón municipal o utilizar el salón de usos múltiples.

[df-caption title="" url="http://somoscomarca.es/wp-content/uploads/2016/12/somoscomarca_obarco_juliogurriaran_cartareyes_diciembre_2016-3.jpg"]

Señalan en su escrito que los padres han realizado varias demandas en este sentido aunque aun no han obtenido respuesta. Además recuerdan que cuando acuden al pabellón municipal pierden  20 minutos de clase, con el riesgo de salir a la carretera nacional,

Además, el salón de actos funciona como lugar de las clases de psicomotricidad de los más pequeños, de los juegos de madrugadores, de las clases de Educación Física y de un sinfín de actuaciones más. Hace ya más de una década que desde el centro se exige esta nueva construcción aunque hasta el momento solo han recibido “buenas palabras”.

[df-caption title="" url="http://somoscomarca.es/wp-content/uploads/2016/12/somoscomarca_obarco_juliogurriaran_cartareyes_diciembre_2016-5.jpg"]

Los pequeños han tenido que recurrir a la magia de Sus Majestades los Reyes Magos dado que la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia, a pesar de lo comprometido, no hace caso de sus demandas.

[df-caption title="" url="http://somoscomarca.es/wp-content/uploads/2016/12/somoscomarca_obarco_juliogurriaran_cartareyes_diciembre_2016-4.jpg"]

Cabe recordar que la consellería remitió un proyecto al concello para construir un pabellón y financiarlo entre ambas entidades. Pero, al Concello de O Barco no le gustó el proyecto de obra en el que, según el concello, se limitaban a construir una cubierta. La propuesta barquense mantiene la aportación municipal que estableció Educación: 150.000 euros. Sí varía el presupuesto total que pasaría a un total de aproximadamente 600.000 euros. En referencia a los gastos de mantenimiento, estos serían asumidos por el Concello, con la excepción de la calefacción,

"Queridos Reyes Magos, queremos un pabellón"