lunes 25/10/21

La piscina climatizada de O Barco, pendiente de un estudio económico y de viabilidad

La empresa adjudicataria de la gestión de las piscinas está realizando un estudio económico y de viabilidad para conocer si es posible abrir con las actuales restricciones. Todo ello se analizará en una comisión de Deportes 
La piscina climatizada de O Barco, pendiente de un estudio económico y de viabilidad

La empresa adjudicataria de la gestión de las piscinas climatizadas de O Barco está realizando un informe sobre las posibilidades de aforo que tendría la instalación con las restricciones actuales, así como del coste económico que esta posible apertura tendría.

En un primer momento, como se refleja en los presupuestos aprobados en marzo, el concello esperaba poder inaugurar las instalaciones este mes de septiembre. Sin embargo, la quinta ola de la pandemia ha obligado a retrasar los planes. Alfredo García, alcalde del municipio, explica que en estos momentos se trabaja en dicho informa para contemplar «cómo empezaría a funcionar y, en función a esos datos y a un estudio económico, tomaremos una decisión».

El regidor recuerda que las arcas municipales abonarán cada mes un importe de 8.000 euros para el mantenimiento pero, si este servicio fuera muy deficitario «igual hay que aportar más cantidad todo los meses y, en lugar de 96.000 euros, son 200.000 euros». 

Es por ello que en las próximos jornadas una Comisión de deportes analizará dicho estudio y será entonces cuando se tome una decisión sobre la fecha de apertura. «Vamos a echar bien las cuentas y en el momentos que sea mínimamente operativo, abriremos». 

García destaca además que, en las últimas actividades programadas en interiores, apenas hubo asistencia. «La gente es reacia todavía. Cuando pidamos servicios hay que ser conscientes de la gente que los va a usar».

La piscina climatizada de O Barco, pendiente de un estudio económico y de viabilidad