lunes 29/11/21

El concello de O Barco busca soluciones para tratar de erradicar las heces de los perros que, en algunas zonas, inundan las calles.

Una de las medidas que se están estudiando, tal y como reconoció el alcalde Alfredo García, es analizar el ADN de dichos excrementos. Esta solución se está ya llevando a cabo en otros Ayuntamientos, como el de Madrid. Y es que en España al menos media docena de ayuntamientos están trabajando ya en este proyecto, y algunos de ellos esperan poder ponerlo en práctica este mismo año. Tal y como se está planteando en otros ayuntamientos, el proyecto consiste en modificar las ordenanzas municipales para que, además de obligar a censar los perros y colocarles un chip de identificación, sus propietarios también los sometan a un análisis de sangre que sirva para hacer una base de datos. La recogida y custodia de las muestras de las heces callejeras por parte de un funcionario municipal y el análisis posterior en el banco de ADN gestionado por una empresa autorizada servirá para conocer si el perro está censado o no.

Según explicó García, la técnico de Medio Ambiente, que se incorporó esta semana a su puesto de trabajo, será quien estudie la viabilidad de esta medida en O Barco, así como el coste de la misma.

Por el momento se desconoce el dinero que podría suponer este análisis aunque el regidor apunta a que, si no es muy elevado, puede ser una inversión con el objeto de mantener las calles limpias. Esta medida, que está siendo estudiada por el equipo de gobierno, también fue una de las presentadas por la Asociación de Vecinos de Calabagueiros tras la reunión con el primer edil este lunes.

O Barco busca soluciones para erradicar las heces animales de sus calles