martes. 21.05.2024
somoscomarca_240417_obarco_riverstone_karate142
«Tras casi 40 años en la comarca, el kárate goza de muy buena salud en Valdeorras».

El kárate es una modalidad de lucha japonesa, que se basa en golpes realizados con el borde de la mano, codos o pies, y que es fundamentalmente un arte de defensa. «Es un cúmulo de calidad, condiciones, explosividad y potencia pero también de esfuerzo y compromiso. No puede fallar una de las dos». Así explicaba Nicolás Rodríguez, entrenador del club River Stone de O Barco, lo que define a los deportistas que instruye. 

«Tenemos muy buenos competidores, ilusionados, que quieren marcar una historia en el kárate valdeorrés». Una historia que empezó en la comarca en el año 1987, concretamente en A Rúa. Seguidamente llegó a Trives, Viana do Bolo y a O Barco. Ahora hay dos clubes: el River Stone de O Barco y el Shark de A Rúa, para quien Nicolás Rodríguez tuvo palabras de reconocimiento: «Raquel Fernández está haciendo un trabajo impresionante, una labor tremenda». 

Concretamente el club barquense cuenta ahora mismo con deportistas de entre cinco y quince años. «Tenemos 35 niños que están compitiendo a nivel gallego; y siete a nivel nacional». Valoraba el entrenador el peso que tiene el equipo en un deporte que, a priori, parece individual. «Si traemos 10 medallas, aunque salgan a competir solos, es un premio de todos. Sin la piña y el grupo nada sale adelante». 

Campeonato gallego en O Barco tras 28 años

Por primera vez tras casi 30 años se celebró un campeonato gallego de kárate en O Barco. «Tardó tanto en hacerse por lo que cuesta: alrededor de los 10.000 euros por la infraestructura, los tatamis o el video review —como si fuera un VAR—».  Agradecía el entrenador valdeorrés que «esta comarca haya podido contar con una competición así». 

Las ligas que actualmente se disputan con dos niveles, avanzado e iniciación, «es algo muy positivo porque nos permite incidir en la base de este deporte. En la última liga había más de 600 competidores». En clave de competición destacaba también Nicolás Rodríguez el peso de la motivación y del nivel que existe ahora mismo en gallega. «Son niños, y personas, y son muy volubles. Un día pueden llegar al podio y otro no, pero sin esfuerzo no se llega a nada. A nivel gallego cuesta mucho estar arriba hoy en día». 

Si quiere escuchar la entrevista completa, puede acceder al siguiente enlace de audio

«Tras casi 40 años en la comarca, el kárate goza de muy buena salud en Valdeorras»