lunes. 03.10.2022

El principal motivo de este descenso es la presencia de la avispilla del castaño

Esta semana ha dado comienzo la recogida de castañas en la comarca de Valdeorras. Una cosecha que este 2020 no se espera de abundancia aunque sí de calidad. Así lo ha expresado el presidente de la IXP de la Castaña, Jesús Quinta, quien explica que en zonas de montaña como Valdeorras «hay menos, aunque habrá que confirmarlo al final de la campaña».



Además, se está detectando mucho hongo. El principal motivo de este descenso es la presencia de la avispilla del castaño. «El árbol puede aguantar mejor si son zonas donde cae agua. Influye en producción y calidad». Un problema que existe en toda la comunidad y que «hay que controlarlo».

Un año donde incluso en el campo las cosas están siendo diferentes debido a la crisis sanitaria del Covid-19. Como dato positivo, la recogida de castaña suele ser algo individual, «son casi todo sotos familiares donde van poco. Hay miles de recolectores, pero es todo muy individualizado».



El problema se presenta en la comercialización, los almacenes y las fábricas, donde pueden llegar a trabajar hasta 100 personas. «Hay que tener cuidado con los protocolos para evitar contagios. Son 2 o 3 meses de transformación y si no se pudiera trabajar, sería un problema muy importante».

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

Se espera una recogida de castañas de calidad, aunque poca cantidad