martes. 23.04.2024

En esta pastelería el obrador funciona prácticamente todo el día y elaboran ellos mismos tanto las masas como las cremas

A nadie le amarga un dulce. Y que mejor en estos momentos de crisis sanitaria que darse un buen capricho. En A Casiña Pastelería podemos encontrar una gran variedad de manjares para disfrutar en el día a día, pero también en fechas señaladas. La leche frita y las cañas, también fritas, son sin duda los productos estrellas de este establecimiento ubicado en la Calle Profesor Eloy Mira, 19, de O Barco.



Una de las esencias de esta pastelería es que su obrador está funcionando durante prácticamente todo el día. Esto facilita hacer un pedido por la mañana y que a la tarde esté listo. «Elaboramos todo aquí, tanto las masas como las cremas, por eso prefiero que todo sea por encargo. No podemos tener mucho stock porque se estropea», explica la gerente, Darlene.

Eso sí, la esencia son los productos tradicionales típicos y caseros. «La leche frita es algo que vendo muchísimo. En cuanto a las tartas, la de galleta y chocolate es la preferida de mis clientes». Pero además, en A Casiña podemos encontrar bolsas de chucherías, cajas de bombones y otros detalles para los niños.

Y para un cumpleaños especial, tartas para todos los gustos. «Hacemos la típica de milhojas, bizcocho, con fotos, dibujos, muñecos … cualquier cosa que nos pida el cliente intentamos adaptarnos».



Están siendo meses complicados para este tipo de negocios. «Nosotros vivimos de que la gente haga comidas, reuniones... También la demanda de restaurantes... Está todo ahora mismo muy parado».

Si desea escuchar la entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

La leche frita y las cañas, productos estrella de A Casiña Pastelería