sábado. 13.04.2024

Deja Vú ofrece, a sus clientes, perfumes equivalentes pero también

productos naturales para generar 0 residuos

Montse Raimúndez está al frente del comercio Deja Vú, situado en el local 5 de las galerías Paylo de O Barco. Una empresa que, comenzó con perfume a granel, pero que no ha dejado de reinventarse buscando productos más naturales y cuidadosos con el medio ambiente.

Montse declara estar preocupada por el ecosistema, razón por la cual desde octubre se pueden encontrar en sus estanterías detergentes y limpiadores a granel. Las personas interesadas pueden acudir con su envase y llevarse la cantidad de producto que deseen. En caso de que no dispongan de recipiente, el comercio les proporciona uno. «No quiero vender envases quiero que se elimine el plástico», ha explicado Raimúndez.



A esta oferta, se suman también los jabones y cosmética natural además de productos hechos sin plástico como pajitas, jaboneras y cepillos de dientes realizados en bambú. «Los champús, geles, crema corporal y acondicionador los vendemos sólidos, para evitar el consumo de plástico», destaca Montse quien añade que es también una ventaja a la hora de viajar.

Montse observa el palé donde se encuentran los productos naturales y libres de plástico

Estos productos se suman a su comercio original que era el de la venta de perfumes a granel y equivalentes para hombre, mujer y niño. Deja Vú tiene más de 200 referencias que pueden adquirirse en frascos de 50 o 100 ml, «además también es reutilizable», advierte.

De cara al Día de la Madre, las personas interesadas pueden contactar con ella a través de Facebook para adquirir perfumes o cosmética y desde el comercio se lo llevan a casa. «De momento solo repartimos en O Barco porque tampoco nos podemos mover mucho, pero no descartamos que una vez finalice el estado de alarma comenzar a repartir fuera», destaca añadiendo que también realizan cestas regalo para sorprender a mamás y abuelas con productos de calidad y ecológicos.

Garrafas que contienen los detergentes a granel

Montse reflexiona sobre la oportunidad que nos ha brindado el estado de alarma para que la naturaleza resurja. «El tema del uso y abuso del plástico es penoso. Tenemos que volver a reutilizar así como a las tiendas que lleven a casa, es una forma de contaminar menos y generar menos residuo», destaca. Concluye advirtiendo como la naturaleza agradece este respiro con una primavera de sol, lluvia, frío y calor con los patos caminando por el Malecón. «Tenemos que dejar de pensar en nosotros mismos», subraya.


Deja Vú; cosmética y limpieza natural