domingo. 05.02.2023

En relación a abril de 2020, las cifras del paro son positivas

Que la crisis sanitaria iba a derivar en una crisis económica es un hecho que no se escapa a nadie. En cuanto el estado de alarma obligó a confinar a la gente en sus casas y a “apagar” la economía de todo el país, se temió por esta situación, que ya ha llegado, así como la repercusión que pudiera tener en las comarcas de Valdeorras y Terra de Trives. Una consecuencia que ha sido de 190 parados más si se comparan los datos con los que el Servicio Estatal Público de Empleo, SEPE cerró el mes de mayo de 2019 respecto a los del mismo mes de este año.



Las dos “grandes urbes” valdeorresas, O Barco y A Rúa, han sido las que han tenido una repercusión más fuerte en su empleo. En mayo de 2020 había en O Barco 922 parados mientras que en el mismo mes del pasado año eran 803, es decir más de un centenar de personas más en las colas del paro. En A Rúa actualmente, el SEPE contabiliza 252 parados frente a los 219 del pasado año. En A Pobra de Trives la diferencia ha sido menor, solo 33 personas más engrosan las listas del paro respecto al año anterior. En concreto actualmente el SEPE registra 109 desempleados.

Curiosos son los datos que ofrecen lugares como Rubiá, A Veiga, Vilamartín o Vilariño de Conso donde había más parados en mayo de 2019 que en la actualidad. Aunque las cifras son mínimas, (Rubiá saco a 16 personas del desempleo, A Veiga a cuatro, Vilamartín a una y Vilariño a cinco) es curioso con relación al panorama actual.

Como bien señalaba el Observatorio Económico Ourensano, las cifras son más positivas si se comparan las estadísticas de parados de mayo de 2020 con las de abril de este mismo año, cuando eran 1736 personas las que se encontraban en ellas. En definitiva, los datos podrían haber sido peores, ya que durante el pasado mes de mayo se frenó la sangría de puestos de trabajo.

Hay que tener en cuenta que en esta estadística de desempleados no se cuentan los que forman parte de expedientes de regulación de empleo temporales. No están en actividad (hay muchos ERTES, sobre todo en hostelería, que empiezan a levantarse, al menos en parte), pero como se van a reintegrar a sus puestos de trabajo, el SEPE no los computa como parados.

Respecto a la provincia de Ourense, mayo se cerró, según las cifras oficiales, con un total de 20.714 parados más. Tan solo 25 personas más que en el de abril.  

Cerca de 200 valdeorreses más en paro respecto a mayo de 2019