domingo 23/1/22

La escuela de Casaio ha vuelto a llenarse de niños, gracias a Eco dos Teixos

Hacía muchos años que Casaio no tenía casi veinte niños corriendo por sus calles, hablando con los vecinos mientrassus gritos y risas resonaban contra la pizarra. Este verano ha sido posible gracias al campamento infantil organizado por el albergue rural Eco dos Teixos, puesto en marcha por Elba Rodríguez y Pedro Domínguez.  

Así, a los nueve niños que habitualmente residen en la localidad, se unieron otros nueve, venidos de todas partes de Galicia. «Hicimos rutas, montamos las tiendas de la campaña y dormimos al aire libre, practicamos tiro con arco, aprendimos a hacer fuego y asamos chorizo…», enumera Elba recordando las actividades que organizaron a las que se sumaron acciones propias de la biología. «Conocimos las egagrópilas, que son las regurgitaciones de las aves y así podíamos ver qué han comido», explica la también bióloga destacando que han tratado de que los niños estén en contacto con la naturaleza.

«Eran niños entre los ocho y los 12 años, algunos provenían de un territorio más urbano. Estamos muy contentos de cómo ha sido», admite Elba quien señala que, desde la apertura del albergue, se han sucedido diversas iniciativas.

Cabe recordar que Eco dos Teixos nació hace un año cuando tanto Elba como Pedro decidieron dotar de vida a este inmueble con más de siglo y medio de historia. Así, con su propio trabajo, lo han convertido en un albergue rural con compromiso ecológico y actividades complementarias que pasan por educación ambiental, rutas de senderismo, campamentos infantiles, juveniles y en familia, así como talleres de artesanía, danza, circo, capoeira…

Aseguran que los vecinos les han dado una buena bienvenida. «Siempre nos preguntan si tenemos gente. Con los niños, hicimos un juego a través del cual tenían que preguntar a la gente del pueblo; lo que gustó a ambas partes», subraya.

Admite que tienen una deuda con los vecinos, «cuando no tengamos reservas queremos que vengan y conozcan el albergue», destaca.

Pero la actividad de Eco dos Teixos no para aquí. Además de los diferentes grupos de personas que pernoctan allí, esperan la llegada de Valdeorras Vive. La asociación que, a través del programa Erasmus + está realizando un intercambio con personas de diferentes países. «Trabajaremos en conjunto», destaca Elba quien señala que van a incrementar sus servicios con cumpleaños, rutas interpretativas, talleres de cocina…con el fin de dar una nueva vida a esta zona de Casaio.


Eco dos Teixos duplica la población infantil de Casaio