martes 24/5/22
Ana García atleta del ADAS Barco
Ana García atleta del ADAS Barco

La barquense Ana García regresó desde Chicago con el tiempo justo para participar en la fase de ascenso a Segunda División con el Adas

El Club Adas Barco disputó el pasado fin de semana la fase de ascenso de Segunda División en Soria. Las atletas de la entidad valdeorresa realizaron un gran papel sobre el tartán castellano. Entre las deportistas se encontraba Ana García que recorrió literalmente medio mundo, —desde Chicago a Soria—, para poder participar en esta competición.



La barquense destaca que apenas tuvo tiempo para asimilar su vuelta a España. Una serie de tormentas en Estados Unidos retrasó 3 horas su vuelo a Madrid. A pesar de los intentos del piloto del avión por recortar tiempo en el viaje, García llegó con el tiempo justo al Adolfo Suárez-Barajas.

«Me dijeron que iba a haber retrasos en el vuelo. No contaba con que eso me podría afectar en el camino de Madrid a Soria» explicó la deportista



Tras ser recogida por su familia, previo paso por los controles para mostrar que está vacunada contra la Covid, se pusieron camino a Soria. Allí llegaron con el tiempo al límite para calentar, acudir a la cámara de llamadas y competir. Finalmente y a pesar de no dormir durante el vuelo la valdeorresa terminó en una excelente tercera posición. «Cuando regreso a casa nunca doy dormido durante el vuelo» recalcó.

Esta atleta destaca que la competición era una incógnita. «El 3.000 son muchas vueltas, puedes empezar muy bien pero luego que te repercuta. Salimos a controlar, Tinín me pedía que fuera manteniendo el ritmo durante la prueba y salió bien».

En la fila superior Ana, su hermana y el presidente del ADAS en Soria. Foto del Club ADAS

Ana García lleva varios años estudiando en Estados Unidos con una beca deportiva. Un lugar donde destaca que la gente tiene un carácter social diferente al de los españoles. Si bien también se juntan en grupos, lo hacen de otra manera. La barquense también extraña la comida, considera que la dieta mediterránea es la ideal.

No ha vuelto a casa desde septiembre debido a la pandemia. Fechas como las navidades las celebró con una compañera y la familia de esta. Las nuevas tecnologías hicieron posible que su familia estuviese presente en fechas tan señaladas. García recalcó que fue duro, pero gracias a las pocas horas de diferencia y a elementos como el FaceTime pudo hablar con ellos durante esos días tan especiales en los que se echa mucho de menos a los que quieres.

El presidente del ADAS , Tinin González con el equipo desplazado a Soria entre el que está Ana. Foto del Club ADAS

Ahora seguirá hasta septiembre en Valdeorras, una vez terminado el verano se irá a vivir a Seattle para comenzar un máster. Eso sí, no quiso dejar pasar la ocasión para compartir el momento de su llegada a casa: «Fue muy emotiva. Ahora mismo no me lo creo. Me senté en mi casa para ver las vistas de O Barco, que es muy bonito y casi se me caen las lágrimas» explicó.



De Chicago a Soria para competir con el Adas