lunes. 26.09.2022

El concello de A Rúa podrá pagar de manera anual, durante cinco años,  la deuda de 500.000 euros, contraída con el Consorcio Galego de Bienestar. Este aplazamiento es gracias al acuerdo contraído entre la Fegamp, Federación Galega de Municipios y Provincias  y la Xunta.

Cabe señalar que A Rúa mantiene una deuda de 500.000 euros con este consorcio que gestiona tanto la guardería municipal como el centro de día del municipio.  Tal y como recordó la alcaldesa de A Rúa, María Albert, desde que se crearon estas instalaciones nunca se abonó la parte correspondiente del consello. Cuatro años la primera y más de seis el segundo."Ni siquiera se incluía en el orzamento municipal", afirmó y recordó que, según el convenio, el concello paga un tercio del gasto total y se le restaba el mantenimiento.

Alfredo García, presidente de la Fegamp informó de que ya se había firmado este nuevo convenio a través de la cual los concellos pagarán por niño 1.500 euros y los que asuman el mantenimiento 600. Además, alertó que cada concello tiene un convenio diferente. Por esta razón, el consorcio convocará una mesa de seguimiento en cada concello para analizar las cuentas en función de cada convenio. "Se debe valorar  la posibilidad de bonificaciones de la deuda", apuntó García quien añadió que, en todo caso, la misma será fraccionada en cinco anualidades.

A Rúa podrá dividir la deuda con el Consorcio galego de bienestar