domingo 28/11/21

El posible traslado a Salamanca podría suponer la perdida de 16 puestos de trabajo

Este fin de semana el Bloque Nacionalista Galega — BNG — emitía un comunicado en el que aseguraba que el próximo mes de marzo Iberdrola trasladará su Centro de Operaciones de Cuencia —COC— de A Rúa a Salamanca. María González Albert, diputada en el Parlamento Galego, explicaba que este anuncio fue realizado en abril de 2019 y desde entonces se han realizado diferentes movilizaciones así como iniciativas para que la Xunta de Galicia actuase con contundencia para evitar la consumación de la operación. «Unha consecuencia inadmisíbel do traslado a Salamanca sería que o control dos nosos ríos deixaría de estar no territorio propio para pasar a xestionarse desde outra comunidade autónoma», denuncia María Albert.

También el sindicato CIG se ha unido a esta negativa y asegura que con esta posible actuación «afonda no desmantelamento industrial do noso país», por lo que reclama el mantenimiento en Galicia tanto de las instalaciones desde las que se supervisan las centrales hidroeléctricas de la compañía como de todos los puestos de trabajo.



El secretario nacional de la CIG-Industria, Xoán Xosé Bouzas Aboi alertó de que la decisión de Iberdrola de clausurar el centro de control gallego para trasladarlo en Salamanca «é un paso máis no proceso de desertización industrial que atravesamos e que ameaza con converter o noso país nun ermo produtivo».

Este posible traslado implicaría la pérdida de 16 puestos de trabajo. Desde el concello, el alcalde, Álvaro Fernández, explica que llevanvarios meses trabajando en este tema. «No gusta que se vayan puestos de trabajo de calidad. Intentaremos que no suceda, pero es una decisión del ámbito privado de esa empresa. Los empleados saben que estamos de su lado».

El Centro de Control de A Rúa lleva en funcionamiento desde 1955.

Oposición en A Rúa frente al traslado del Centro de Iberdrola