martes 7/12/21

El alcalde de A Rúa intenta agilizar el cierre de la cuenta municipal para proyectar los presupuestos en 2020

Han transcurrido dos meses desde la toma de posesión como alcalde de A Rúa. Es pronto para hacer balance, cuando todavía no se han cumplido los cien días de gobierno, pero ya se puede decir que Álvaro Fernández está sastisfecho de los pasos que está emprendiendo en la gestión municipal.

Su día a día discurre entre asuntos municipales, la recepción de vecinos y vecinas que acuden a su despacho a solicitar y plantear necesidades para sus barrios, además de reuniones, llamadas de teléfono y burocracia. A la pregunta de cuál es su prioridad, el alcalde de A Rúa lo tiene claro: «Mi prioridad es todo, estoy al cien por cien», dice.



Eso sí, antes de acabar el año quiere tener una visión clara de la contabilidad municipal. Es una cuestión que le preocupa. «Estamos trabajando en las cuentas para que se agilicen. Sin tenerla cerrada no podemos tomar decisiones económicas», explica.

En este sentido, el objetivo es elaborar unos presupuestos municipales cuanto antes, para 2020 —en la actualidad, está prorrogado desde 2017—. «Esa es mi idea, poder empezar cuanto antes a ejecutar el programa», explica.



Hasta ahora, dice que en tan poco tiempo de gobierno local se han hecho actuaciones en el municipio importantes como la dotación de pintura de los pasos de cebra, limpieza de las aceras, que «estaban invadidas por la maleza» y desbroces . Además, «se hicieron las fiestas, algo que no era tan sencillo», añade.

En el ámbito del acondicionamiento y limpieza de los espacios públicos valora que «lo estamos haciendo con muy poquitos medios. Y es de agradecer la implicación de los trabajadores del Concello, su implicación es alta».



Indica que todavía queda mucho por hacer y que se trabaja en todos los asuntos urgentes para el municipio, entre ellas la ubicación del futuro centro de salud.

Texto y fotografía: Susana Prieto

Álvaro Fernández: «Mi prioridad es todo, estoy al cien por cien»