jueves. 29.02.2024
Vista do Castelo desde o Toural, Viana do Bolo
Vista do Castelo desde o Toural, Viana do Bolo

Viana do Bolo ofrece múltiples alternativas para un día en pleno contacto con la naturaleza

Viana do Bolo es todavía un lugar por descubrir para muchos vecinos de Valdeorras. Este lugar, eminentemente agrícola y ganadero, ofrece un contacto total con la naturaleza gracias a sus rutas de senderismo perfectamente indicadas, señalizadas y adecuadas.

Y es que, ya desde su modo de practicar la agricultura, Viana do Bolo es un lugar ecológico lo que le permite mantener el paisaje en su estado original. ¿Nos vamos de paseo?

Pai Eterno

Una de sus rutas más conocidas es la que comienza en el Santuario do Pai Eterno, en Quintela de Umoso. A través de este recorrido circular de casi cuatro horas de duración, visitaremos el valle del río Bibei, donde el tiempo se detiene para admirar el paisaje natural en el que reina la tranquilidad.

Tal y como el concello de Viana do Bolo informa en su web, los primeros pasos de la ruta llevan a Vilar de Goia, donde empieza la parte más exigente hacia la «Porta da Arca». Una vez en lo alto, la ruta continua entre prados hasta llegar a Tabazoa de Umoso, pequeño núcleo rural. Su iglesia marca el inicio de la bajada por un camino que conducirá al caminante a un bosque de robles centenarios; entre ellos, el «Pai dos Rebolos», árbol centenario que se puede visitar siguiendo un desvío señalizado hacia el fondo del valle por el que discurre el río Bibei.

A través de sotos, y por un cómodo camino, se llega a Umoso. Allí, el pazo, la casa rectoral y la iglesia serán puntos de interés para el visitante, así como un pequeño palomar circular en las inmediaciones de la localidad. Desde aquí hasta el final de la ruta apenas resta un kilómetro. Tramo final que reserva una última panorámica espectacular de Umoso sobre todo al final del día, cuando los últimos rayos del sol iluminan los prados.

Ruta de Pinza

Otra de las rutas que propone el concello es la Ruta de Pinza. Un recorrido circular de once kilómetros y que, como el anterior, es apto para hacer caminando, a bicicleta o a caballo. Se caracteriza esta ruta por salir desde la iglesia de la localidad de Pinza, a través de un paseo por paisajes naturales.

Tal y como el concello de Viana do Bolo informa en su web, al poco de empezar la caminata, el recorrido abandona el asfalto y, a través de un antiguo camino, se dirige hacia el valle por el que transcurre el río Bibei.

Comparte trazado además con otra ruta del ayuntamiento de Viana do Bolo: el «Sendero de Seoane de Arriba a Punxeiro». Durante este trecho los árboles proporcionan una agradable protección para los días de calor del verano. Por contra, en otoño, este mismo lugar nos ofrece una hermosa estampa al crear las hojas caídas sobre el suelo un pintoresco manto de color.

Antes de llegar a una antigua mina abandonada, nos desviaremos hacia abajo por un camino de fuerte pendiente hasta la carretera que conduce al puente sobre el Bibei.

La ruta prosigue ahora en ascenso hasta Seoane de Arriba y desde aquí conecta con Seoane de Abaixo, atravesando prados y tierras de cultivo. Llegados a este punto, afrontamos el último trecho del recorrido hacia a Mosexos y desde aquí hasta el punto de salida, en Pinza.


Recorremos a pie Viana do Bolo