jueves. 11.08.2022

Los Concellos de Valdeorras comienzan a tomar medidas frente a la sequía

En Vilamartín se están llevando a cabo cortes durante la noche. También en A Veiga se ha solicitado "responsabilidad" individual en el uso del agua que "deberá ser exclusivamente doméstico".
Los Concellos de Valdeorras comienzan a tomar medidas frente a la sequía

Las altas temperaturas que están marcado el verano de Valdeorras, unido a las escasas precipitaciones de los últimos meses, están provocando ya los primeros problemas. Algunos concellos de la comarca alertan ya de una situación de sequía y comienzan a tomarse las primeras medidas para evitar males mayores. 

Es el caso de Vilamartín, donde ya se han emitido sendos bandos alertando sobre este problema. En concreto, se ha anunciado el corte de de agua de forma rotativa. En concreto, el agua dejó de estar ayer  disponible de 23.00 a 07.00 horas en Arcos, San Miguel y Valencia do Sil. Este miércoles se llevarán a cabo en los barrios de A Rodeleira y A Magdalena. 

Desde el consistorio explican que las captaciones de agua están bajo mínimo y es necesario recurrir a esta medida para que lso depósitos estén llenos durante el día.

También en A Veiga se ha solicitado "responsabilidad" individual en el uso del agua que "deberá ser exclusivamente doméstico". En el caso de los ganaderos que precisen agua para los animales, pueden contactar con el Concello para solicitar el permiso de carga. Eso sí, esta aprobación podría tardar entre 10 y 15 días en llegar, por lo que es importante hacerla cuanto antes. 

En A Rúa ya hace semanas que se emitía un bando pidiendo un uso responsable del agua. «Pedimos que no se llenen las piscinas, se riegue... es un problema generalizado», alerta el alcalde, Álvaro Fernández. Por ahora el municipio no ha tenido que tomar medidas respecto a cortes de suministro aunque tampoco se descartan si empeora la situación. «Hemos hecho gestiones con un plan de sequía para automatizar depósitos y sabemos que hay picos de consumo. En días de mucho calor hay un consumo y si después llueve, baja mucho». Además, el consistorio adelanta que se va a ejecutar una auditoría para controlar los malos usos.

O Barco también ha anunciado que desde el miércoles hasta el viernes se procede al corte del suministro de agua para riesgo de jardines y fuentes prescindibles con el fin de realizar un control del consumo que se registra en horario nocturno en el núcleo urbano. 

Los Concellos de Valdeorras comienzan a tomar medidas frente a la sequía