lunes 6/12/21
A Rúa

A Rúa «teje» las alfombras florales más artesanales

Un grupo de mujeres desmenuza pino durante un mes y confecciona los dibujos que colocarán durante toda la madrugada del domingo para celebrar el Corpus

Mujeres de A Rúa, principalmente del barrio de A Rúa Vella, se han dejado el «alma» en la confección de las alfombras florales. Ha sido un mes de arduo trabajo, siempre a mano, empleando su tradicional proceso artesanal que arranca ya desde la elección y diseño de los dibujos sobre papel.

Durante un mes, día tras día, se han reunido en el atrio de la Iglesia de San Esteban, ahora envuelto por un «mar» de ramas de pino, para desmenuzar la tuya con sus manos, paciencia y mucha ilusión. Este elemento natural creará el manto de verde que se «tejerá» sobre el suelo para formar los pasillos que adornarán el domingo el entorno del templo y sus calles adyacentes.



Fina Álvarez es la persona que, un año más, pone la dirección a este trabajo artesanal marcado además de una parte del diseño de los dibujos que adornarán las alfombras. Cuenta que el objetivo es conservar una de las tradiciones religiosas vivas en el municipio. Valora que las de A Rúa Vella son las alfombras más tradicionales y elaboradas de la comarca. Y es que, a diferencia de otras localidades, siempre opta por motivos religiosos pues considera que es preciso recoger la esencia del Corpus.

«El proceso es laborioso. Empieza con los dibujos sobre el papel. Después, se va rellenando con sal de todos los colores así como garbanzos, lentejas y maíz, previamente coloreado», cuenta Fina Álvarez. Al mismo tiempo, durante días y semanas se va desmenuzando la tuya o leylandii, la clase de pino que rellenará las alfombras.



«Es un trabajo de chinos, pero los chinos ahora ya no lo quieren», bromea Raquel Yáñez, una de las participantes en la elaboración de las alfombras. No obstante, todas ellas coinciden en que colaboran con mucho gusto para que vecinos, vecinas y visitantes las disfruten el Día del Corpus.

En esta tradición también colaboran hombres, destacan. «Recogen las ramas de los pinos, traen material y colocan las alfombras como nosotras», cuentan.



La parte más dura está, precisamente, en la colocación de las alfombra, el domingo de madrugada. Pasan la noche prácticamente sin dormir, con las rodillas sobre el suelo, para dar vida a su «obra maestra».

Si el tiempo lo permite, las alfombras florales de A Rúa lucirán en todo su esplendor.

Texto y fotografía: Susana Prieto

Comentarios
A Rúa «teje» las alfombras florales más artesanales