jueves 2/12/21
Actualidad

Un Botelo de tradición

O Barco se rinde ante su plato rey

Un año más, O Barco de Valdeorras se ha convertido en la capital gastronómica por excelencia. El botelo barquense ha vuelto a ser el rey y todos sus súbditos se han rendido ante tan delicioso manjar en el que el estómago del cerdo se rellena de costillas.

Como es costumbre, la jornada comenzó con el acto de exaltación del producto en el teatro Lauro Olmo. Fátima N. Delgado abría el acto con un recuerdo al poeta de Córgomo, Florencio Delgado Gurriarán. Tras el telón, frases en latín abrían un acto en el que la emoción estaba a flor de piel… y de estómago. Representando a la diosa romana Ceres, la presentadora recordaba las raíces astures de O Barco y de sus tradiciones…¡¡¡Guigurri al poder!!!

Este era el entrante de este acto en el que, como ingrediente principal, no podía faltar la música encarnada por el Orfeón Valdeorrés que, entre otros, interpretaba el Himno al Botelo que todos los asistentes se encargaron de corear.

Una vez los entrantes servidos, llegaba la hora de regar los productos, llegaba la hora de honrar al homenajeado, Honorato López Isla, socio fundador de Bodegas Godeval. Delgado recordó los orígenes de esta empresa vitícola, nacida hace 34 años. Cinco socios fueron los encargados de poner en marcha esta empresa, en concreto el viticultor Javier Folla; Horacio Fernández Presa y José Luis Bartolomé expertos en el tratamiento de la uva y Victoriano Reinosa y Honorato López Isla, empresarios.

El alcalde de O Barco Alfredo García y la concejala de Cultura Margarita Pizcueta fueron quienes entregaron el galardón al homenajeado, Honorato López agradecía el mismo y aseguraba sentirse satisfecho por recibir este reconocimiento tras su empeño en la recuperación de la uva godello. Los recuerdos de la vendimia y la matanza en O Bolo también estuvieron presentes en su discurso. López Isla recordó a todos los que impulsaron esta cultura del vino y a todas las bodegas que siguieron la estela consiguiendo que Valdeorras sea un centro importante para la cultura del vino. Tal y como había hecho en entrevistas previas, el homenajeado señaló el problema del minifundismo que complica la competencia con otras denominaciones de origen, con más viñedo y en las que están comenzando a producir godello, concluyendo con la petición de luchar por una marca propia.

Continuaba el menú en el teatro Lauro Olmo, está vez con el actor y contador vigués Avelino González que llenaba de humor el centro barquense. Temas tan propios de un natural de O Barco como el estado de la N-120 provocaron que el municipio valdeorrés y Vigo se unieran llegando a comparar, el pregonero, a ambos alcaldes y ambas localidades en una simbiosis en la que también tuvieron cabida antiguos pregoneros tan propios como Careca o José María Rodríguez así como los barcos que parten del puerto vigués y la barca que unía O Barco con Viloira. El pregonero finalizó su intervención recordando a los que han estado trabajando para degustar este plato.

Un punto y final a un entremés que dejaba paso a la multitudinaria comida en el pabellón de Calabagueiros donde Godello, Mencía y Botelo han sido los verdaderos protagonistas.

Comentarios
Un Botelo de tradición