lunes. 27.05.2024
La Guardia Civil de O Barco investiga a dos conductores por falsedad documental.

Agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de O Barco de Valdeorras —Ourense—, interceptaron, en dos actuaciones distintas pero con un denominador común, a ciudadanos extranjeros conduciendo con permisos de conducción que resultaron ser falsos.

La primera actuación se realizó en diciembre de 2023 y sucedió en la N-120, donde un conductor de 42 años y nacionalidad senegalesa y residente en España, «se identificó con un permiso de conducción de Senegal que presentaba todos los visos de validez. No obstante la residencia en España del conductor desde hacía años y otra serie de indicios levantaron la sospecha de los guardias civiles».

Por otro lado, el día 5 de marzo de este año 2024 se realizó una actuación «similar. También en la N-120 se detectaba a un conductor de 39 años que se identificaba con un permiso polaco. En este caso, la comprobación de datos, donde constaba que nunca había tenido permiso de conducción, aunque sí se había presentado hasta en tres ocasiones diferentes al examen, despertaron los recelos en la patrulla actuante».

En ambos casos, y tras la intervención cautelar de dichos documentos, se solicitó la colaboración del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico, del Subsector de tráfico de la Guardia Civil de Ourense, para verificar su autenticidad, donde, «tras su
remisión al laboratorio de criminalística del Instituto Armado, y con los informes de las Autoridades de Polonia, se confirmó la falsedad».

Los dos conductores han sido investigados penalmente por dos supuestos delitos de falsedad documental y contra la seguridad vial y «se enfrentan a penas que pueden conllevar prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses por la falsedad documental, además de tres a seis meses de prisión, multa de doce a veinticuatro meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días por la carencia de permiso de conducción. Los permisos de conducir falsos han sido remitidos al Juzgado de Guardia correspondiente como prueba del delito».

La Guardia Civil de O Barco investiga a dos conductores por falsedad documental