viernes. 19.08.2022

La empresa no pudo finalizar la obra dentro de plazo debido a que las compañías no cablearon durante el Estado de Alarma

El Concello de O Barco ha solicitado una prórroga para finalizar la obra de la rotonda del Arroyo Mariñán. Esta ejecución no se pudo rematar dentro del plazo que otorgó en su momento la Confederación Hidrográfica Miño-Sil debido a la crisis sanitaria motivada por el coronavirus.

Esto se debe a que era necesario canalizar el río. Los tubos para la luz y la conexión telefónica quedaron colocados, pero las compañías no pasaron los cables. «Telefónica y Fenosa nos dijeron que durante el estado de alarma no iban a pasarlos. Sobre todo la primera, porque era posible que durante unas horas la gente de la zona se quedara sin Internet y todo el mundo estaba trabajando desde casa. No querían correr ese riesgo», explica el alcalde, Alfredo García.



Si no se llevaba a cabo esta ejecución, no era posible rematar el cauce. Es por ello que se agotó el plazo que la Confederación había otorgado para esta obra. El concello llevó a cabo la petición de una prórroga que ya ha sido concedida, por lo que ahora deberán ponerse en contacto con las compañías para ver si se ha procedido al cableado. «Cuando aceptamos la Urbanización Sur 13 para, entre otras cosas, poder dar licencia al supermercado, nos quedamos con un aval para que se terminara la rotonda. El concello tiene así garantizado que se va a terminar bien por el empresa o incautando esa garantía el concello».

Aun así, que este ejecución no se haya finalizado no ha causado ningún tipo de problema en el arroyo.

La Confederación otorga una prórroga para finalizar la obra del Arroyo Mariñán